Suspenden obras del tren de alta velocidad entre Los Ángeles y San Francisco

San Francisco, 12 feb (EFE).- El gobernador de California (EEUU), el demócrata Gavin Newsom, anunció este martes su intención de suspender la construcción de la línea de tren de alta velocidad entre Los Ángeles y San Francisco, una gigantesca infraestructura por la que habían mostrado interés varias empresas españolas.

La suspensión del proyecto, sin embargo, no es total, ya que el gobernador indicó que sí se mantendrá la construcción de un tramo de la línea, la que pasa por el Valle Central, cuyas obras ya se encuentran en marcha y que han sido adjudicadas a consorcios con presencia española.

Dragados USA (propiedad de la española ACS) fue adjudicataria junto a otra compañía de los paquetes 2 y 3 (desde Fresno hasta el condado de Kern); mientras que Ferrovial (a través del consorcio California Rail Builders) se adjudicó el paquete 4 entre el inicio del condado de Kern y las cercanías de Wasco.

Ninguno de estos tramos se verían afectados en principio por el anuncio del gobernador, al haber sido ambos ya adjudicados y encontrarse en el Valle Central, cuya construcción seguirá adelante.

Los tramos que sí serán cancelados serán aquellos que todavía no habían sido adjudicados y que alargarían las vías del ferrocarril hacia el sur (Los Ángeles) y el norte (San Francisco) del valle.

“No siento más que respeto por la visión de los gobernadores Jerry Brown y Arnold Schwarzenegger (predecesores de Newsom en el cargo). Pero seamos realistas. El proyecto actual, tal y como está planeado, costaría demasiado y tardaría demasiado”, indicó el político demócrata en un discurso ante la Cámara californiana.

“Ojalá la hubiese, pero no hay una senda para construir (la línea de tren) desde San Francisco hasta Los Ángeles”, aseguró el gobernador, aunque dijo que lo que sí es factible es su construcción en el Valle Central, donde la infraestructura serviría de “fuerza revitalizadora” para la economía de esa región.

“Sé que muchos críticos dirán que eso es un tren a ninguna parte. Pero creo que eso es un error, además de ofensivo. Hablamos de transformación económica, de desencallar el enorme potencial del valle”, apuntó Newsom, en referencia a una zona mayoritariamente agrícola y deprimida económicamente.

El gobernador también prometió “mayor supervisión y transparencia” para un proyecto que ha incurrido en gigantescos sobrecostes, y anunció que su director de desarrollo económico, Lenny Mendonca, será el nuevo responsable de la Autoridad del tren de Alta Velocidad, el organismo encargado de desarrollar el proyecto.

Además de justificar el mantenimiento de la línea en el Valle Central como una inversión para esa zona, Newsom explicó que no quiere “malgastar” el dinero ya invertido ni renunciar a los 3.500 millones de dólares que el proyecto ha recibido en fondos del Gobierno de Estados Unidos.

En 2008, los votantes de California aprobaron destinar 10.000 millones de dólares a la construcción de una línea de tren de alta velocidad entre Los Ángeles y San Francisco, unas obras que se iniciaron en 2015 en el Valle Central, pero que desde entonces han incurrido en numerosos sobrecostes y retrasos.

El plan original estimaba un coste de alrededor de 40.000 millones de dólares y su entrada en funcionamiento en 2022, unas cifras que en las proyecciones más recientes habían sido modificadas hasta los 77.000 millones de dólares y la construcción total para el año 2033. EFE