Tabu, la criptodivisa de Falciani que pretende acabar con el fraude bancario

Madrid, 15 sep (EFE).- El antiguo empleado del banco británico HSBC Hervé Falciani, reclamado por Suiza, ha lanzado la divisa virtual tabu, una criptomoneda sostenible y diseñada para acabar con el fraude bancario mediante la “democratización” del mercado financiero y su apertura a todos los usuarios e inversores.

Además, tabu nace con el objetivo de dotar al mercado financiero de una mayor “transparencia y seguridad”, según explicó a Efe.

La Justicia española debe decidir si autoriza que Falciani, de nacionalidad francesa, es extraditado a Suiza para cumplir cinco años de cárcel por filtrar datos bancarios.

Falciani esté en libertad provisional en España, donde fue detenido el pasado mes de abril, y es conocido por su colaboración con las autoridades de varios países en la revelación de datos de defraudadores fiscales.

Ha contado con la colaboración de la asociación de derecho Tactical Whistleblowe para la creación de esta criptomoneda, que funciona a través de la cadena de bloques o red “blockchain”.

Tal y como explicó a Efe, se ha propuesto cambiar “por completo” las finanzas tradicionales, así como los sistemas monetarios actuales.

En su opinión, el mercado financiero actual es cada vez más “cambiante” y cada vez está más “desprotegido”, y ello, en un momento en el que ve necesario proteger los datos de los usuarios y potenciar la colaboración de la banca con las instituciones financieras para acabar con el fraude fiscal.

Por ello, destacó, esta nueva moneda virtual -tabu- aporta “información fiable” al mercado financiero y prevé promover un sistema “alternativo” al actual.

En este sentido, taboow.org, que es la plataforma de la que depende tabu, proporciona a los usuarios una herramienta para “protegerse” mediante una garantía “legal” y el uso de unas “buenas prácticas” financieras.

Para Falciani, la mayor oportunidad de tabu es su “lenguaje formal” y transparente, que difiere de la “letra pequeña” de la banca.

Por todo ello, considera que es una “verdadera” revolución, con la que se eliminarán los agentes intermediarios y se habilitarán nuevos servicios financieros como, por ejemplo, los préstamos entre particulares (P2P).

Para él, si no hay una “democratización financiera” para la sociedad, “no habrá sostenibilidad económica ni democracia”. EFE