Taiwán niega la existencia de “Consenso de 1992” con China que defiende Pekín

Taipéi, 4 ene (EFE).- El presidente del taiwanés Consejo de Asuntos de China, Chen Ming-tong, negó y atacó la existencia del llamado “Consenso de 1992” entre Taiwán y China por el cual habría una sola China y dos interpretaciones de ésta.

En una rueda de prensa a última hora de este jueves, Chen arremetió contra las declaraciones del pasado día 2 del presidente chino, Xi Jinping, en las que este defendió que Taiwán “debe ser y será reunificada” con China.

“No existe tal consenso entre Taiwán y China, ya sea de forma escrita o verbal”, afirmó Chen, en declaraciones recogidas por la agencia oficialista CNA.

Para Chen, Taiwán no puede consentir que China utilice esa fórmula para “menospreciar” a la isla y unificarla bajo la fórmula de “Un país; dos sistemas”, una solución rechazada por una amplia mayoría de los taiwaneses, según las últimas encuestas.

En un sondeo publicado este jueves y realizado los días 27 y 28 de diciembre por la Asociación de Políticas a través del Estrecho, el 84,1 % de los 1.084 taiwaneses encuestados rechazó aceptar el “Consenso de 1992”.

El 32,6 % afirmó su existencia, mientras que el 45,1 % opinó que nunca había existido.

Chen dijo asimismo que, en vez del citado “Consenso”, lo que existió fueron negociaciones entre funcionarios del entonces gubernamental Partido Nacionalista (Kuomintang) y del Partido Comunista chino en Hong Kong en 19920, que prepararon el primer encuentro entre representantes de China y Taiwán, en 1993.

El término “Consenso de 1992” fue creado por el político y académico taiwanés Su Chi para reflejar un supuesto acuerdo tácito alcanzado en esas negociaciones por el que ambas partes reconocieron que sólo había una China y que cada parte era libre de definirla a su modo.

En los últimos días, ha habido varias declaraciones a ambos lados del Estrecho de Taiwán con motivo del cuadragésimo aniversario de la “Carta a los Compatriotas de Taiwán”, que inició un giro hacia la solución pacífica del conflicto entre Pekín y Taipéi sentando las bases del principio “un país, dos sistemas”.

Mientras que China defiende la reunificación de la que considera una provincia díscola, Taiwán mantiene que es un país independiente desde 1949. EFE