Talibanes dicen que ataque a productora fue por su odio al islám

talibanes-ataque-productora-TV-islam_EDIIMA20160121_0030_4Kabul, 21 ene (EFE).- Los talibanes reivindicaron hoy el ataque contra un vehículo de una productora de televisión en Kabul que dejó el miércoles al menos ocho muertos y casi una treintena de heridos asegurando que la emisora Tolo odia el Islám y desprecia la cultura afgana.


Los talibanes indicaron en un comunicado enviado a los medios en Kabul que el ataque se produjo “en respuesta al odio de Tolo al islám, su falta de respeto por la cultura afgana” y falsear acusaciones contra los muyahidines, entre otras cosas.

La Policía informó ayer de que el ataque fue contra una furgoneta que llevaba empleados de Kaboora Production de Tolo TV, dejando siete civiles muertos, a los que se suma el atacante suicida.

El portavoz del Ministerio de Sanidad afgano, Ismail Kawusi, manifestó a Efe que los hospitales de Kabul atendieron a 28 heridos.

Un empleado de este canal, que pidió el anonimato, declaró a Efe que varios de sus compañeros “murieron y resultaron heridos” y aseguró que la mayoría de los fallecidos son mujeres, que trabajaban en producción y diseño gráfico.

Los talibanes indicaron hoy que ya habían informado a Tolo y al canal 1-TV de que se encontraban en la lista de objetivos militares.

Sin embargo, indicaron los talibanes, los dos canales no les dieron oportunidad porque “no abandonaron su odio al islám y a los afganos”.

En ese sentido señalaron que ese grupo apoya los medios que no están contra el islám pero que “aquellos medios que están al servicio de los invasores deben aprender una lección de este ataque”.

Kaboora es una compañía afgana con unos 200 empleados que trabaja para medios como Tolo TV y ha prestado servicios a organismos como Naciones Unidas, el Ejército, el Parlamento y varios ministerios del Gobierno afgano, la embajada de Estados Unidos y empresas extranjeras, según su página web.

La oficina de prensa de la embajada rusa confirmó a Efe que el suceso tuvo lugar “cerca del recinto de la embajada”, pero dijo que “toda la plantilla está segura” y no hubo “ningún daño dentro” de las instalaciones.

Los talibanes declararon en octubre del año pasado “objetivos militares legítimos” a los canales de televisión afganos Tolo TV y TV 1 y a sus empleados, por actuar como “herramientas de propaganda de Estados Unidos y el Gobierno” del país asiático. (1)EFE