martes, septiembre 29, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Tecnología de P.Rico puede convertirse en soporte para astronautas de la NASA

Tecnología de P.Rico puede convertirse en soporte para astronautas de la NASA

San Juan, 1 jul (EFE).- Tecnología con origen en la Universidad de Puerto Rico (UPR) puede convertirse en la utilizada para purificar el aire que respiran los astronautas en la Estación Espacial Internacional y misiones de largo alcance, muestra del esfuerzo de los científicos de la isla, muchos de los cuales han emigrado en estos tiempos de crisis.

El catedrático del Departamento de Ingeniería Química de la UPR Arturo Hernández explicó hoy a Efe que la tecnología que se inventó con un material “adsorbente” creado en uno de los laboratorios del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) está cada vez más cerca de utilizarse por parte de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA) en sus misiones espaciales.

La “adsorción” es un proceso por el cual átomos o moléculas son atrapadas en la superficie de un material, en contraposición a la absorción.

El catedrático dijo que el material está en el camino de alcanzar el objetivo de utilizarse por la NASA tras superar resultados que superan los requisitos que establece esa agencia.

El logro tiene suma relevancia, según Hernández, ya que su nivel de prestación, o TRL (Technical Readiness Level, en ingles), ha superado seis fases en una escala de nueve pasos de la NASA para formar parte de sus equipos, que lo que lo coloca muy próximo a transferir tecnología que también tendrá impacto en la sociedad.

PODRÍA APLICARSE EN EXPEDICIONES ESPACIALES

“Esta podría utilizarse en distintas aplicaciones, entre ellas, en futuras expediciones espaciales, incluso a Marte, y aplicaciones terrestres”, indicó el científico.

El ingeniero químico explicó que el “adsorbente” que inventó junto con sus ayudantes cumple con el reto de purificar gases o, en este caso específico, filtrar dióxido de carbono (CO2) en las cabinas de los astronautas y proveer mayor pureza en términos del aire que respiran.

Junto con la compañía TDA Research, responsable del prototipo que alberga el material patentado, se ha creado un sistema de alta eficiencia que hará esa función en las estaciones espaciales durante sus misiones, particularmente en aquellas de largo plazo, de manera costo efectiva y con eficiencia mayor, según detalló Hernández.

“El proceso por nuestra parte está terminado”, indicó sobre el “adsorbente” que salió de los laboratorios de la Universidad de Puerto Rico y que ahora espera superar los últimos pasos en los procesos que lleva a cabo la NASA para utilizar nuevas tecnologías.

LA NASA BUSCA REDUCIR LA CONCENTRACIÓN DE DIÓXIDO DE CARBONO

Detalló que la NASA busca reducir la concentración del dióxido de carbono en la estación espacial, que es de 5.000 mil partes por millón, contrario a las 400 partes por millón que se respira usualmente en el planeta Tierra.

Dijo que operar misiones a ese nivel de concentración causa en los tripulantes espaciales síntomas que van desde migrañas hasta una reducción en respuestas fisiológicas.

En el caso de una migraña se resuelve con medicamento para el astronauta, pero puede representar un reto en el caso de misiones que tengan una duración de varios meses.

La División de Medicina Fisiológica de la NASA hizo por ello una petición para disponer de una tecnología que reduzca la concentración del dióxido de carbono a niveles cercanos a 1.000 partes por millón.

“Los grupos de ingeniería Sistemas de Apoyo a la Vida de NASA solicitaron que esa tecnología no consumiera mucha energía y que fuese compatible con diseños existentes a la vez que provea un mejor ambiente en sus condiciones de trabajo a los navegantes espaciales”, indicó.

Esto, como dijo, es relevante, ya que el costo de subir cualquier artefacto al espacio alcanza el orden de 30.000 dólares por libra (medio kilogramo) y en cada viaje se contempla transportar a toda una tripulación, con los equipos y suministros necesarios.

“El costo aumentaría más y de manera significativa si se trata de una misión que envuelva un viaje a lugares lejanos en el espacio, como por ejemplo el planeta Marte”, destacó Hernández.

EL MATERIAL FILTRA EL AIRE PARA CAPTURA DIÓXIDO DE CARBONO

El científico subrayó que, básicamente, el material creado en su laboratorio filtra el aire para capturar el dióxido de carbono a una escala molecular.

El papel de la compañía TDA Research ha sido fundamental en el proceso, ya que también reproduce el material “adsorbente” en las cantidades necesarias, según el experto.

“Yo cubro las bases científicas y compruebo a NASA que el material cumple con la función que ellos necesitan. Sin embargo, un laboratorio de ambiente académico rara la vez pudiese tener la capacidad de producir ‘adsorbentes nanoporosos’ en cantidades de escala industrial de manera que NASA pueda implementarlo a la escala de sus operaciones. Es entonces cuando la compañía TDA entra en este tipo de proyectos y hace un trabajo de escala”, precisó el científico.

“El hecho de que logramos obtener todos estas ayudas -de la NASA- e ir subiendo evidencia cuán seria y competitivas son las investigaciones que estamos realizando en nuestra isla”, dijo sobre el proyecto.

Hernández subrayó que él y su equipo llevan trabajando duramente en el proyecto más de una década, por lo que están orgullosos del resultado obtenido, a lo que se suma el haber formado ingenieros puertorriqueños con un alto grado de cualificación científica. EFE

%d bloggers like this: