Tercera protesta del año por la subida del precio del transporte en Sao Paulo

image_content_4212859_20160109121029Sao Paulo, 14 ene (EFE).- Numerosos ciudadanos volvieron a salir hoy a las calles de Sao Paulo para protestar por el aumento de las tarifas del servicio público de transporte, apenas dos días después de que otro acto convocado por el mismo motivo degenerara en disturbios entre los manifestantes y las fuerzas del orden.


La marcha, en la que según fuentes policiales participaron unas 2.500 personas, recorrió el centro de la ciudad, desde el Teatro Municipal hasta el Museo de Arte de Sao Paulo, en la emblemática Avenida Paulista, y transcurrió sin apenas incidentes.

Tan solo se registró un enfrentamiento, casi al término de la protesta, cuando un grupo de manifestantes quiso entrar sin pagar en la estación de metro de Conceição, lo que provocó la reacción de las fuerzas policiales que lograron dispersar rápidamente a los presentes.

En la protesta del pasado martes, la Policía Militarizada de Sao Paulo, que llegó a recurrir en diversos momentos al uso de gases lacrimógenos, balas de goma y bombas aturdidoras para dispersar la protesta, señaló que se produjeron varias detenciones y que diversas personas resultaron heridas como consecuencia de los altercados.

La concentración fue convocada por el Movimiento Passe Livre (MPL), el mismo grupo responsable por la ola de protestas que Brasil vivió en 2013, y que se opone tajantemente al aumento de las tarifas del transporte público.

En la mañana de este mismo jueves representantes del MPL se negaron a acudir a una mesa de negociación organizada por el Ministerio Público de Sao Paulo, que tenía como objetivo discutir la organización de futuras manifestaciones, alegando que ya tenían marcada una agenda para las próximas protestas previstas.

La protesta de hoy, la tercera convocada por el MPL en lo que va de año, volvía a tener como objetivo el protestar por la decisión de las autoridades de aumentar los pasajes del autobús, del metro subterráneo y del tren metropolitano a 3,80 reales (unos 94 centavos de dólar) por viaje, un incremento del 8,57 %.

En 2013 una manifestación por el mismo motivo convocada por el MPL desencadenó una ola de protestas por otras reivindicaciones, que llegaron a movilizar a millones de personas en las principales ciudades brasileñas. (1)EFE