Thomas quita importancia a las secuelas de la caída que sufrió

Nimes (Francia), 23 jul (EFE).- El británico Geraint Thomas, segundo clasificado de la general del Tour de Francia, restó importancia a las secuelas de la caída que sufrió en el kilómetro 50 de la etapa 16, la tercera en lo que va de edición.

“Se me ha quitado una costra, por lo que obviamente he sangrado. Tenía la mano en el manillar, las marchas saltaron y se atascaron y me caí”, describió el galés, que busca revalidar el título logrado el año pasado.

Thomas, que se encuentra a 1.35 del líder, el francés Julien Alaphilippe, aseguró que en el momento del incidente el pelotón no robada a gran velocidad, por lo que no fue difícil reintegrar su disciplina.

“Fue frustrante. Fue un accidente muy extraño”, indicó el británico, que llegó al Tour tras haber sufrido una importante caída en la pasada Vuelta a Suiza, que le obligó a abandonar esa carrera.

El la ronda gala, el ciclista del Ineos ha sufrido tres incidentes sin importancia. Se cayó el primer día en Bruselas; también se vio implicado en una caída en a etapa 8 camino de Saint-Etienne, donde su compañero de equipo Gianni Moscon rompió el cuadro de la bicicleta. En Nimes volvió a dar con sus huesos en el suelo. EFE