Tíbet, el lugar de la tierra más cercano al sol

Foto: Lonely Planet

  • En su décima edición es protagonista de la Feria de las Culturas Amigas Por Nelly Segura Granados

México, 17 Abr (Notimex).- El territorio autónomo del Tíbet es una región china habitada por una minoría étnica, al ser el lugar habitado más alto del planeta es conocido como “El techo del mundo”, y ahora en su décima edición, la Feria Internacional de las Culturas Amigas (FICA) ofrece la posibilidad de “caminar entre las nubes” para conocer de cerca su cultura.

La historia del Tíbet experimentó un cambio durante el siglo XX, en los primeros 50 años, que corresponden a la vieja época, dominó un régimen de servidumbre feudal, que combinaba la política con la religión y en los 50 años posteriores, tras su liberación pacífica, dominó el sistema socialista.

Según el texto testimonial, Cien años del Tíbet, en la primera época el territorio fue víctima de la invasión y el acoso del imperialismo que mantuvo al pueblo tibetano en la miseria y atraso económico; sin embargo, en los últimos años la economía creció de manera rápida y la vida del pueblo mejoró.

Como consecuencia de su régimen político, el Tíbet se mantuvo aislado y bajo el misterio que ofrecen las montañas y ríos de la meseta inhóspita en la que se desarrolló; ahora es un territorio abierto y ha quedado atrás su enigma, al menos para China.

Para occidente, su lejanía y diferencia etnográfica mantiene la interrogante. De acuerdo con un artículo del especialista en el territorio, Li Youyi, “para la gente común el Tíbet está muy lejos y es absolutamente incomprensible”, se trata de un espacio en la inmensidad oriental conocido como “El techo del mundo”, con una altura media de cuatro mil metros sobre el nivel del mar, es decir, mil 750 metros más que la Ciudad de México.

El embajador de la República Popular China en México, Qiu Xiaoqi, afirma que el lugar más cercano al sol, es una región donde los paisajes naturales son maravillosos y donde también se ha creado una cultura milenaria muy diversa en todo sentido.

Él encabezó la inauguración “El techo del mundo”, Xizang, que ofrece una muestra de más de 100 objetos representativos del patrimonio inmaterial, cultural, creativo y fotografías de los paisajes naturales, tradiciones y la vida contemporánea de la región de Tíbet.

Tras recorrer un salón que muestra la magnificente indumentaria tradicional de la zona y los ecos de sus cánticos, Qiu Xiaoqi aseguró que es la primera vez en los últimos años que una exposición de esta región viene a México.

“Estoy muy seguro de que esta exposición va a dar una muy buena impresión a los habitantes de la Ciudad de México, porque realmente refleja los distintos aspectos de su vida cotidiana, su paisaje natural, su historia, su vestimenta, su gastrónoma, sus hábitos culturales y artesanales”.

Lo anterior, lo aseveró el diplomático respecto a la exposición que estará disponible hasta el próximo 25 de junio en el Museo Nacional de las Culturas, ubicado en la calle Moneda del Centro Histórico, a una calle del Zócalo capitalino, sede principal de FICA en la que hay una muestra de la cultura de 84 países.

Del Tíbet, el embajador afirmó: “Es un pueblo muy trabajador, muy generoso, muy hospitalario y muy amistoso, se parece totalmente a los mexicanos, por eso yo creo que es un acercamiento magnifico a través de esta exposición”.

Destacó que China ha participado en diversas ocasiones en la feria; sin embargo, consideró especial este año al tener mayor participación como país invitado, por lo que dijo, aprovecharán la ocasión para dar a conocer la cultura china al pueblo mexicano.

Dijo que ello: “Refleja el magnífico estado de las relaciones entre nuestros dos países, que en este momento está en la mejor etapa de su desarrollo, somos socios estratégicos en todos sentidos, tenemos un comercio muy grande, inversiones crecientes, una cooperación que se ha extendido en todos los terrenos”.

Además de la muestra, en el Zócalo, China tiene dos pabellones en los que se muestran diversos aspectos de su cultura, distintas partes su civilización, por ejemplo, la gastronomía y progresos en su proceso de modernización, así como equipo de última generación en materia de telecomunicaciones.

“La presencia china es integral, espero que aprovechen esta oportunidad para verla”, finalizó el embajador en entrevista para Notimex. Como país invitado de la feria, China presentará otras dos exposiciones: Obras de Arte Nuevo Estilo con tinta china, que será inaugurada el 25 de abril en el mismo Museo Nacional de las Culturas, y Nuestra Vida, Nuestro Diseño, que abrirá sus puertas el 17 de mayo en el Museo de la Ciudad de México.

NTX/NSG/GZP