Inicio > Noticias > Salud > COVID19 > Tijuana se acerca a la saturación hospitalaria

Tijuana se acerca a la saturación hospitalaria

Tijuana (México), 24 abr (EFE).- La fronteriza ciudad de Tijuana y el estado mexicano de Baja California se alistan para una fase de máxima ocupación hospitalaria y posible saturación ante el aumento de personas contagiadas por el coronavirus SARS-CoV-2, con 1.047 casos confirmados y 136 defunciones.

En Baja California, los números de contagios del coronavirus se incrementan cada día y también la ocupación hospitalaria, y aunque el número de enfermos es todavía asumible en los nosocomios, las autoridades se alistan para un alza exponencial que los llevará al borde del colapso.

“Estamos al borde de la saturación en alguna localidades como la Ciudad de México o Tijuana”, dijo este jueves en entrevista con Efe el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell.

Actualmente se tienen contabilizados 1.047 casos de la enfermedad del COVID-19, siendo estos: 588 en Tijuana, 392 en Mexicali, 35 en Tecate, 17 en el Puerto de Ensenada, 11 en Playas de Rosarito y 4 en San Quintín.

Hasta el 23 de abril se reportaron 136 defunciones por causa del coronavirus: 89 en Tijuana, Mexicali con 36, 4 en Ensenada, mismo número en Tecate, en Playas de Rosarito solamente 2 y 1 en San Quintín.

Positivamente, este viernes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró que Baja California es de los estados con mayor cumplimiento de gente que cumple con la medida de quedarse en casa, con 74 %.

“En particular Tijuana”, aseveró sobre esta ciudad fronteriza que es, junto con la capital mexicana y su zona metropolitana, el epicentro de la pandemia en el país, que suma en total 11.633 casos y 1.068 fallecidos.

TODAVÍA LEJOS DEL PICO MÁXIMO

Al momento, los índices de ocupación hospitalaria no reflejan todavía esta saturación. No obstante, apenas se declaró esta semana la fase de contagios masivos (fase 3) en el país y se estima que el pico máximo se dará entre el 8 y 10 de mayo.

En este contexto, sí preocupan las cifras y sobre todo, los pocos insumos para enfermos graves.

En los hospitales de la Secretaría de Salud de Baja California (Mexicali, Tijuana y Ensenada) se cuenta con una ocupación del 44,9 %, y se cuenta con 112 ventiladores de los cuales están en uso 56 y solamente 15 son exclusivos para pacientes con el COVID-19.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó hasta este jueves 23 de abril una ocupación del 73,02 % y está utilizando 58 ventiladores de los 86 que tienen a su disposición.

En los hospitales de la Secretaría de Salud en Tecate y Playas de Rosarito se presenta una ocupación del 54,16 % y se tienen nueve ventiladores de los cuales solamente se usan dos.

En los que corresponden al IMSS Regional 20, Subzona 6 y Subzona 12), hay una ocupación del 64,64 %, se cuenta con 32 ventiladores de los que se están utilizando solamente 28.

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de Baja California (Issstecali) cuenta con 134 camas para Tijuana, Mexicali y Ensenada, de las cuales se utilizan 72 y se tiene una ocupación hospitalaria del 53,7 %.

Alonso Pérez Rico, doctor y titular de la Secretaría de Salud de Baja California, señaló que se han dado de alta a 57 personas contagiadas con el coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad del COVID-19), pero se les da un seguimiento para que continúen en resguardo domiciliario.

Consideró que este viernes habrá más casos de personas dadas de alta ya que su condición ha estado mejorando.

Sin embargo, dijo, calificó la situación de alarmante y la población aún debe permanecer en casa hasta el 30 de mayo.

Actualmente los seis municipios de Baja California han suspendido toda actividad no esencial y se exige un distanciamiento de mínimo dos metros entre cada persona en supermercados, bancos y hospitales.

El puerto de Ensenada, desde el 19 de abril mantiene restringido el paso al municipio dando prioridad a casos esenciales, de lo contrario no se puede acceder caminando ni en vehículo.

“Nuestra preocupación y necesidad de proteger a la comunidad nos obliga, como autoridad, a endurecer las medidas de prevención para evitar la propagación de este virus”, declaró el alcalde de Ensenada, Armando Ayala.

El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, ha sido constante en su invitación a la población a mantenerse en casa, y ha hecho un llamado constante a no dejarse llevar por las noticias falsas que dijo, tratan de desinformar.

Recientemente, el gobernador acaparó mucha atención mediática al lamentar que los trabajadores del sector médico están “cayendo como moscas” ante la falta de protección y seguridad en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En otro punto de la ciudad, su panteón municipal, una imagen ha sorprendido estos días. Trabajadores con equipos de sanitización y protegidos de pies a cabeza con trajes especiales entierran cadáveres de enfermos de COVID-19.

LA VECINA SAN DIEGO

Del otro lado de la frontera, en la vecina San Diego, se han registrado 2.491 casos y 96 muertos, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Aunque el cierre de fronteras es prácticamente total y solo se permiten viajes por comercio o por motivos de fuerza mayor, su cercanía con Estados Unidos, el país más afectado del mundo, también preocupa a ciudadanos y autoridades de Tijuana. EFE

%d bloggers like this: