Tokio, Washington y Seúl sopesan imponer sanciones financieras a Pyongyang

Kim-Jong-un-5Tokio, 7 feb (EFE).- Japón, Estados Unidos y Corea del Sur sopesan imponer sanciones financieras a Corea del Norte en respuesta al cuarto ensayo nuclear realizado por el régimen norcoreano el pasado 6 de enero, dijeron fuentes diplomáticas a la agencia Kyodo.


La medida surge en medio de la escalada de tensión internacional provocada por la decisión de Pyongyang de adelantar a hoy el inicio del plazo en el que podría lanzar un cohete de largo alcance, una acción que la comunidad internacional considera una prueba encubierta de misiles balísticos intercontinentales.

El régimen liderado por Kim Jong-un notificó al sábado a la Organización Marítima Internacional (OMI) sus planes de adelantar el lanzamiento de un satélite entre los días 7 y 14 de este mes, en lugar del período inicialmente anunciado, que iba desde el 8 al 25.

Las tres potencias tienen la intención de anunciar nuevas sanciones contra el régimen norcoreano cuando el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas apruebe una resolución contra Corea del Norte por ensayar lo que aseguró que era su primera bomba de hidrógeno en su cuarto test nuclear.

Tokio, Washington y Seúl están considerando aprobar sus propias medidas ante la reticencia de Pekín a adoptar una respuesta enérgica contra Pyongyang en base a la resolución de la ONU.

Los tres países buscarán el apoyo de la comunidad internacional y pedirán al resto de miembros del G7 (Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania e Italia) que participen en la nueva estrategia destinada a presionar a Corea del Norte para que abandone su programa de desarrollo de armas nucleares.

Las sanciones estarán probablemente centradas en excluir a las empresas que realicen negocios con el régimen norcoreano de los mercados financieros internacionales, indicó la misma fuente.

En virtud del plan, las empresas tendrían prohibido realizar transacciones comerciales con las instituciones financieras en cualquier país preparado para hacer cumplir las sanciones en el caso de que hicieran negocio con Pyongyang o con individuos involucrados en el desarrollo nuclear y de misiles del país asiático.

Estas sanciones podrían provocar una reacción negativa por parte de Pekín, ya que algunas empresas chinas podrían estar sujetas a las sanciones. (1)EFE