Tratados por CRIA más de 370 menores con adicciones

adiccionesEn nueve años de existencia el Centro de Rehabilitación Infantil Analco (CRIA) perteneciente al DIF Municipal, ha valorado a más de 700 menores que cayeron en el consumo de alcohol y drogas a muy temprana edad, habiendo brindado tratamiento puntual a más de 370 infantes de 8 a 16 años, sumando decenas de casos de éxito.

Preocupados por el bienestar de los niños, pre-adolescentes, adolescentes, jóvenes y padres de familia duranguenses, el DIF Municipal trabaja de manera constante en la prevención y combate a las adicciones en tres líneas estratégicas: prevención, desintoxicación y reinserción social, esto con base al trabajo que desempeña el Centro de Rehabilitación Infantil Analco desde 2007.

La presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en el municipio de Durango, Pilar Contreras Galindo, señaló que este es un modelo único en el país, en donde se brinda apoyo a menores desde los 8 hasta los 15 años 11 meses, con un índice de éxito del 70 por ciento, ya que además de los 3 meses de tratamiento residencial los menores reciben un seguimiento por 6 meses.

Agregó que en 9 años de trabajo este centro ha valorado a 745 menores de 16 años, tratando a 371 de ellos, de los cuales 352 concluyeron exitosamente dicho tratamiento y en la actualidad seis se hayan recibiendo atención y 25 más se encuentran en seguimiento, siendo canalizados a instituciones como el Hospital General, el Hospital del Niño, los Centros de Integración Juvenil, entre otros.

Es importante señalar que el CRIA Analco no solo trata a pacientes de la capital sino también de otros municipios como Guanaceví, Pueblo Nuevo, Tepehuanes, Gómez Palacio, Súchil, Vicente Guerrero, Lerdo, Cuencamé, Rodeo, Nombre de Dios, Coneto de Comonfort, Santiago Papasquiaro y San Dimas, al igual que de otros estados como Zacatecas e incluso con nacionalidad americana.

“La funcionalidad del CRIA ha sido tal que ya se gestiona recurso para habilitar un centro especializado para niñas, ya que en la actualidad solo se atienden a varones y los casos que se llegan a presentar son canalizados al DIF Estatal, por lo que contar con una unidad enfocada especialmente a las menores permitirá tener un universo de acción más amplio”, puntualizó la entrevistada.

Aseguró que el programa de tratamiento incluye terapias individuales, familiares y de grupo basadas en psicoeducación, espiritualidad, meditación, terapia ocupacional y relajación física, además que se realizan actividades como juegos de mesa, religión, escuela para padres, proyecciones de películas, conferencias, servicio comunitario y visitas domiciliarias, por mencionar solo algunas.