Tribunal argentino revoca la intervención judicial del partido peronista

Agencia EFE

Buenos Aires, 2 ago (EFE).- La Cámara Nacional Electoral de Argentina revocó hoy la intervención judicial del Partido Justicialista (PJ), la tradicional formación peronista, que había sido ordenada por una jueza el pasado 10 de abril para solucionar la “crisis” interna de la agrupación.

Según informaron fuentes jurídicas, el tribunal electoral aceptó las apelaciones presentadas por los apoderados y por José Luis Gioja, presidente del partido hasta que la jueza federal con competencia electoral de Buenos Aires, María Servini, designó como interventor al sindicalista Luis Barrionuevo.

En su fallo, los jueces de la Cámara, Alberto R. Dalla Via y Santiago H. Corcuera, explican que la intervención judicial de un partido político es “una medida excepcional” que solo se justifica cuando se configura “la violación de la ley o la carta orgánica, lo que en el caso no se verifica”.

Ya en mayo pasado, el fiscal Jorge di Lello reclamó, en un dictamen entregado a la Cámara, la nulidad del fallo de Servini, quien había decidido intervenir la formación por la “crisis” interna que aseguraba estaba sufriendo.

En su nueva resolución, los camaristas aseguran que comparten la opinión del fiscal de Cámara, que sostuvo que la resolución de intervención “adolece de severos defectos en los presupuestos de fundamentación”, pues “los argumentos de la sentencia, en su totalidad han sido solamente de carácter político y no jurídico”.

La jueza Servini basó la intervención temporal del PJ, solicitada por un grupo de líderes sindicales por su “estado de acefalia”, en que “el grado de división alcanzado, con líneas internas partidarias que se ubican en las antípodas del pensamiento político, ha creado una situación crítica insostenible que de permanecer en el tiempo, podría afectar la propia existencia del partido”.

Esta decisión estuvo rodeada de gran polémica; tanto que cuando Barrionuevo -dirigente de los trabajadores gastronómicos- fue a tomar posesión a la sede del partido, creado a mediados del siglo XX por el entonces presidente Perón (1946-1955 y 1973-1974), Gioja y sus partidarios trataron de impedirlo.

El peronismo entró en una grave crisis luego de que en noviembre de 2015, Daniel Scioli, candidato propuesto por la entonces todavía presidenta, la peronista Cristina Fernández (2007-2015), perdiera los comicios ante el conservador Mauricio Macri.

Esta derrota puso fin a 13 años consecutivos de Gobiernos de extracción peronista y dejó en evidencia los desencuentros de los miembros del justicialismo con Fernández, elegida senadora en octubre de 2017 en representación de Unidad Ciudadana, una coalición fundada por ella misma que se presentó por fuera del PJ.

Sin embargo, al presentar su recurso, Gioja y el resto de quienes rechazaban la intervención, negaron que existiera una crisis y añadieron que el hecho de que hubiera “dos derrotas electorales consecutivas” no puede ser considerado, según añadieron, “un argumento válido” por Servini, como tampoco la existencia de líneas internas. EFE