Tropical Forest Alliance pide acciones colectivas para acabar deforestación

Bogotá, 6 may (EFE).- La Tropical Forest Alliance (TFA), que hace parte del Foro Económico Mundial, pidió este lunes en su Cuarta Reunión Anual Global, que se realiza en Bogotá, pasar de las acciones individuales a las colectivas para acabar con la deforestación.

El director del TFA, Justin Adams, afirmó durante la inauguración del evento que existe “urgencia” para encontrar soluciones a esta problemática y agregó que se requiere la participación de todos los actores de la sociedad.

“Tenemos que avanzar en todo tipo de acciones individuales adoptadas por los gobiernos y la sociedad civil, pero tenemos que avanzar, pasar de las acciones individuales a las acciones colectivas y para eso se requiere una colaboración sin precedentes”, aseguró Adams.

La TFA, fundada en 2012 y cuya sede se estableció en Ginebra (Suiza), hace presencia en 33 países y busca contribuir al desarrollo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por la ONU.

El director de la alianza reconoció que implementar planes colectivos es complejo porque “requiere tiempo, paciencia y saber escuchar”, pero subrayó que es indispensable, pues “no podemos esperar más tiempo”.

“Los bosques son fundamentales para corregir y evitar el cambio climático y el colapso ecológico”, agregó Adams, para quien existen “ejemplos positivos” en algunos países que encontraron un camino para frenar la deforestación.

En esta misma línea se expresó Fabiola Zerbini, coordinadora del TFA para América Latina, para quien “existen amenazas, debilidades y retos” que solo se pueden superar con la “estrecha colaboración” entre el Gobierno y la ciudadanía.

“Esto solo se va a lograr con la estrecha colaboración desde lo global hasta local, de todos los sectores sociales y gubernamentales. Se hace con diálogos honestos, transparentes, diálogos constructivos y críticos”, afirmó Zerbini.

La coordinadora señaló que las alianzas Sur-Sur son oportunidades regionales para trabajar en pro de los bosques tropicales húmedos y resaltó que los pueblos indígenas deben estar en “instancias globales de discusión”.

Para explicar el panorama de la deforestación en el mundo, la investigadora Frances Seymour, del World Resources Institute (WRI), resaltó que el año pasado se perdieron 12 millones de hectáreas de bosque húmedo tropical, lo que equivale, según dijo, a Nicaragua y la mitad del Reino Unido.

Seymour agregó que Ghana registró el año pasado 10.000 hectáreas perdidas y se mostró preocupada por la situación de Colombia, donde se presentó un aumento progresivo de las hectáreas deforestadas en los últimos años.

No obstante, afirmó que “es alentador oír los compromisos del Gobierno colombiano” para controlar la pérdida de cobertura de bosques húmedos tropicales, como el plan “Artemisa”, que fue presentado la semana pasada por el presidente Iván Duque y con el que se espera frenar la deforestación en el país.

Según Duque, en los últimos años se han perdido más de 200.000 hectáreas anuales y una de las regiones más afectadas es el Amazonas, donde se concentra el 75 % de la deforestación del país.

Entre tanto, el asesor especial del secretario general de la ONU, David Nabarro, afirmó que los bosques son “el activo más valioso que tenemos en el mundo”, pues sin ellos no “podemos siquiera contemplar la supervivencia”.

“Los bosques son la clave para sustentar la vida. Los bosques producen oxígeno del cual dependemos nosotros para poder respirar y si destruimos los bosques es como si destruyéramos nuestros pulmones y nosotros no podemos vivir sin respirar”, acotó Nabarro. EFE