Trudeau dice que no tocó de forma inapropiada a una periodista hace 18 años

Toronto (Canadá), 5 jul (EFE).- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se defendió hoy de unas acusaciones que apuntan a que en el año 2000 supuestamente tocó de forma inapropiada a una periodista durante un festival de música.

“He estado pensando en la interacción (con la periodista) y si me disculpé más tarde sería porque sentí que no estaba totalmente cómoda con la interacción que tuvimos”, dijo Trudeau a la prensa.

La acusación de la informadora apareció en su día en un artículo de opinión del periódico local “Creston Valley Advance” y había pasado desapercibido hasta que hace unos días reapareció en Twitter.

El texto, titulado “Open eyes” (“Ojos abiertos”), explica que Trudeau, entonces un profesor hijo del ex primer ministro Pierre Trudeau, se disculpó “un día más tarde” a una periodista del “Creston Valley Advance” por la “forma inapropiada en que la “manejó”.

El suceso se produjo durante un concierto benéfico para recaudar fondos destinados a una organización dedicada a la prevención de muertes causadas por avalanchas en las montañas canadienses.

El hermano menor del actual jefe del Gobierno, Michel Trudeau, falleció en 1998 en una avalancha cuando esquiaba en las montañas del oeste de Canadá.

En sus palabras a la prensa de hoy, Justin Trudeau aseguró que no tuvo una conducta inapropiada.

“He intentado tratar de recordar lo sucedido -agregó-, e incluso cuando el editorial original apareció en su momento, estaba bastante seguro de que no actué de ninguna forma que pudiese sentir que fuese inapropiada”.

Aun así, Trudeau también concedió que dos personas pueden tener percepciones distintas de lo sucedido.

La reportera, cuya identidad no ha sido revelada, ha señalado a medios de comunicación locales que no quiere comentar lo sucedido hace 18 años.

Una de sus jefas, Valerie Bourne, en aquel entonces editora de “Creston Valley Advance”, apuntó a la radiotelevisión pública canadiense, CBC: “Mis recuerdos de la conversación es que (la periodista) recurrió a mí porque estaba alterada”, apuntó.

A la reportera “no le gustó lo que había pasado. No estaba segura cómo actuar porque claro estamos hablando de alguien que era conocido a la población canadiense”, añadió.

Bourne también dijo que la interacción fue “un breve toque”. “No lo clasificaría o calificaría como un asalto sexual”, zanjó.

Trudeau se ha presentado en numerosas ocasiones como un “feminista” con cero tolerancia al acoso de mujeres. EFE