Trump elige por primera vez a una mujer para un puesto clave de su Gobierno

Nikki HaleyWashington, 23 nov (EFE).- El presidente electo estadounidense, Donald Trump, eligió hoy a la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, para representar a Estados Unidos ante la ONU, en lo que constituye el primer nombramiento de una mujer para un puesto clave en el futuro Gobierno del millonario.

El equipo de transición del futuro mandatario informó en un comunicado del nombramiento de Haley como embajadora de Estados Unidos ante la ONU, puesto que actualmente ocupa Samantha Power.

“La gobernadora Haley ha probado su capacidad para unir a la gente sin importar su procedencia o su afiliación política con el fin de hacer avanzar políticas para mejorar su estado y su país”, dijo en un comunicado Trump, quien tomará posesión como presidente el 20 de enero.

“Ella es una persona capaz de alcanzar acuerdos y esperamos lograr muchos acuerdos. Ella será una gran líder para representarnos en la escena mundial”, añadió el millonario.

Haley, de 44 años y gobernadora de Carolina del Sur desde 2011, se opuso a Trump durante el proceso de primarias del Partido Republicano y brindó su apoyo, primero, al senador por el estado de Florida, Marco Rubio, y cuando este fue eliminado, al senador por Texas, Ted Cruz.

A pesar de esa inicial oposición, el nombre de Haley sonó como posible compañera de fórmula de Trump como candidata vicepresidencial, puesto que acabó en manos del gobernador de Indiana, Mike Pence.

En su comunicado, el equipo de transición de Trump indicó que Haley, como representante de Estados Unidos ante la ONU, formará parte del gabinete presidencial, un nivel de importancia que algunos presidentes republicanos no han conferido a los representantes del país ante las Naciones Unidas.

“Nuestro país enfrenta enormes desafíos aquí e internacionalmente, y es un honor que el presidente electo me haya pedido que me una a su equipo como embajadora de Estados Unidos ante la ONU para servir al país que tanto amamos”, dijo Haley en el comunicado del equipo de transición.

El jueves pasado, Haley mantuvo una reunión “buena” con el presidente electo en la Trump Tower de Manhattan, en Nueva York, donde hablaron de “múltiples temas”, según dijo la propia gobernadora a la prensa a su salida del encuentro.

La asesora del millonario neoyorquino, Kellyanne Conway, quien actúa como portavoz del equipo de transición, dijo que la gobernadora había llegado a Nueva York para prestar “sus consejos” y hablar del “gran éxito” que ha tenido como máxima autoridad ejecutiva de Carolina del Sur.

Para ser embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Haley tendrá que ser confirmada por el Senado, en manos de la mayoría republicana y en donde enfrentará preguntas sobre su visión en numerosos asuntos de importancia en política exterior. EFE