Trump presume de logros económicos y dice que EE.UU. puede conseguirlo “todo”

Diario La Tribuna

Washington, 30 ene (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presumió hoy de la buena marcha de la economía y de su reforma fiscal para asegurar que su país está viviendo “un nuevo momento americano” y juntos, todos los ciudadanos, pueden “lograr cualquier cosa”.

“Este es nuestro nuevo momento estadounidense. Nunca ha habido un mejor momento para comenzar a vivir el sueño estadounidense”, dijo el presidente ante ambas cámaras del Congreso durante su primer discurso sobre el Estado de la Unión.

“Para cada ciudadano que esté viendo esto desde casa. Esta noche, sin importar dónde has estado o de dónde vienes, este es tu momento. Si trabajas duro, si crees en ti mismo, si crees en Estados Unidos, entonces puedes lograr cualquier cosa, puedes ser cualquier cosa y, juntos, podemos lograr cualquier cosa”, añadió.

Trump aprovechó para presumir de la buena salud de EE.UU. con un crecimiento acelerado cerca del 3 % anual y un desempleo que ha continuado su progresivo descenso y que cerró diciembre en el 4,1 %, la cifra más baja en 18 años y por debajo del 4,8 % en el que estaba cuando el magnate asumió el poder.

Trump, además, llegó hace un año a la Casa Blanca con la promesa de lograr un crecimiento anual superior al 3 % anual y, en diciembre, consiguió que el Congreso aprobara su ambiciosa reforma fiscal, la mayor en tres décadas en EE.UU. y que ha está considerada como el gran triunfo legislativo de su primer año de mandato.

La reforma incluye, entre otros aspectos, una notable rebaja del impuesto de sociedades que pagan las empresas del 35 % al 21 % y otras reducciones en menor medida para los trabajadores.

“Hemos recortado la tasas del impuesto a las empresas del 35 % hasta el 21 %, por lo que las empresas estadounidenses podrán ahora competir y ganar contra cualquier persona en el mundo. Se estima que todos esos cambios aumentarán sus ingresos en más de 4.000 dólares”, destacó Trump.

El mandatario aprovechó su discurso para pedir un aplauso para el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, quien jugó un papel fundamental en la aprobación de la reforma fiscal. EFE