Trump recibirá una carta de Kim Jong-un durante una reunión con su número dos

La Estrella de Panamá

(Actualiza con la confirmación de la visita del número dos de Corea del Norte)

Washington, 31 may (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció hoy que este viernes recibirá una carta sellada del líder norcoreano, Kim Jong-un, durante una visita a la Casa Blanca de la delegación de Corea del Norte que hoy se reunió en Nueva York con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

“Van a acercarse a Washington el viernes y se me va a hacer entrega de una carta de Kim Jong-un”, dijo el mandatario justo antes de embarcarse en el avión presidencial para partir rumbo a Texas.

El número dos del régimen de Pyongyang, Kim Yong-chol, quien hoy se reunió con Pompeo en Nueva York, visitará la Casa Blanca para hacerle entrega de la carta, que está sellada y cuyo contenido se desconoce, precisó más tarde un portavoz de Trump, Hogan Gidley.

“Todavía estamos ultimando los detalles” de la reunión, dijo Gidley en declaraciones a los periodistas, y añadió que aún no está claro si el encuentro tendrá lugar en el Despacho Oval, donde Trump recibe normalmente a los dignatarios extranjeros.

La de Kim Yong-chol será la primera visita de un alto funcionario norcoreano a la Casa Blanca desde 2000, cuando el jefe del Ejército de Corea del Norte, Cho Myong Rok, se reunió con el entonces presidente Bill Clinton y le invitó a visitar Pyongyang para hablar sobre los programas nuclear y de misiles del hermético país.

Trump volvió hoy a mostrarse optimista respecto a que la cumbre con Kim pueda celebrarse el 12 de junio, tal y como estaba inicialmente previsto, aunque dejó la puerta abierta a que el encuentro no se celebre en absoluto.

“Esperemos celebrar la cumbre el día 12 (…). Puede que no baste con una reunión, a lo mejor se celebren dos o tres, o ninguna”, dijo.

Trump, que la semana pasada decidió cancelar el encuentro mediante una carta dirigida personalmente a Kim, insistió hoy en que “ya se verá qué pasa”, aunque aseguró que la organización de la cumbre está “en buenas manos”.

“Vamos bien, pero aún queda mucho trabajo por hacer”, apuntó Trump.

De celebrarse, el encuentro entre Trump y Kim será el primero de la historia entre los mandatarios de EE.UU. y Corea del Norte, tras casi 70 años de confrontación iniciados con la Guerra de Corea (1950-1953) y 25 años de negociaciones fallidas a cuenta del programa atómico de Pyongyang. EFE