miércoles, agosto 4, 2021
Inicio > Noticias > Local > Turista extranjero se queja de extorsión y exceso policial en Nombre de Dios

Turista extranjero se queja de extorsión y exceso policial en Nombre de Dios

Turista extranjero se queja del maltrato recibido el pasado domingo en el Pueblo Mágico, Nombre de Dios, Dgo., por parte de un policía vial que lo infraccionó sin motivos y sin recibo del pago.

Un visitante estuvo el domingo en Nombre de Dios con dos amigas de Sinaloa, los tres atraídos por la reciente fama nacional de la belleza del Pueblo Mágico.

TURISTA maltratado en el Pueblo Mágico de Nombre de Dios.

Pero, un policía o supuesto policía les echó a perder el propósito de conocer Nombre de Dios, al que quizá no regresen nunca.

Narrado en sus propias palabras, cuenta lo siguiente:

  El Domingo 27 de Septiembre de 2020, fui de visita al Municipio Nombre de Dios.

Soy extranjero residente en el país, y me vine con unas amigas de Sinaloa para visitar Durango, tan conocido por su historia y su riqueza cultural.

Al filo de la 1:30 pm al llegar a Nombre de Dios dónde nos disponíamos a comprar unas nieves muy famosas por sus variedades de sabores incluyendo la tan gustada sabor Mezcal; doblamos en sentido contrario por una calle que sale directamente a la plazuela, donde habían estacionados autos en ambos sentidos.

Las esquinas de la calle, no están señalizadas, de lo que muestro las evidencias en las fotos que adjunto a esta denuncia.

Al tratar de estacionarnos en la plazuela, nos abordó un supuesto oficial de la policía, el cual no estaba identificado, solo traía una playera y un pantalón de color azul similar a los de la corporación policial municipal. Nos requirió que debíamos ser multados por venir en sentido contrario, al que le explicamos todo lo antes mencionado. Sin ningún tipo de ética profesional ni orientación al visitante, nos pidió los documentos incluído la licencia de conducción, para luego decirnos que no nos la daría hasta que pagaramos la multa. Le explicamos que lo haríamos al volver a Durango, cuestión que lo enfadó y dijo pues que nos iríamos sin documentos porque no nos los daría hasta que pagaramos. Al ver la situación cedimos ante su indebida actitud, y le preguntamos dónde debíamos ir a pagar, a lo cual nos respondió que debía ser personalmente a él porque por ser domingo el departamento de tesorería no estaba trabajando.

En conclusión, le dimos los 120 pesos en efectivo que era el valor de la supuesta infracción vial, algo que no es sino una extorsión policíaca, y solo así nos devolvió los documentos.

LA SUPUESTA infracción confirma el incidente policíaco.

Al devolverlos traté de explicarle nuevamente que estaba cometiendo un abuso pues no hay ningún tipo de señalización, y además no me entregó documento alguno por el pago de la multa. Por lo que le dije que denunciaría la situación ante las autoridades y los medios de comunicación, dicho esto el individuo se retiró del lugar.

Varios lugareños se acercaron a decirnos que no es la primera vez que sucede esta situación. 

Hasta ahí la narración de lo que puede ser un abuso policial, puesto que si no existe el señalamiento vial suficiente, no se justifica la infracción.

Aparte, por tratarse de un conductor foráneo, es lógico que desconozca la vialidad del Pueblo Mágico, y en un momento dado, por tratarse de un visitante, lo menos debió orientársele y permitirle sin problema seguir su camino, como sucede en muchas partes de mundo cuando el conductor es visitante.

UNO DE los cruceros, sin señales.

Y no solo se le infraccionó, sino que no se le extendió el recibo de pago que el policía o supuesto policía justificó con una boleta de infracción, pero no de pago.

Y que se sepa, en ninguna parte un policía está autorizado para cobrar él directamente una infracción, de modo que existe una irregularidad que debe subsanarse lo antes posible.

El problema es que, este tipo de actitudes supuestamente oficiales, a la larga vendrá resultando un verdadero lastre para los esfuerzos promocionales del Pueblo Mágico de Nombre de Dios, pues si se corre la voz por el país o por los países, pronto dejará de visitarlo la gente.

OTRO DE los cruceros, sin la más mínima señal vial.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: