Turquía obliga a dos corresponsales alemanes a abandonar el país

Estambul, 10 mar (EFE).- Los corresponsales alemanes Thomas Seibert y Jörg Brase abandonaron este domingo Turquía después de que las autoridades turcas les denegaran su acreditación de prensa para el año 2019.

Seibert llevaba más de 20 años viviendo en Estambul como corresponsal del diario Tagesspiegel de Berlín, mientras que Brase trabajaba desde enero de 2018 para la segunda cadena de la televisión pública alemana, ZDF.

Ambos recibieron hace pocos días una confirmación verbal de las autoridades turcas de que su acreditación, imprescindible para trabajar como corresponsal extranjero en Turquía, no será renovada este año, aunque no se les indicó motivo alguno.

En un encuentro con la prensa en Estambul, horas antes de dirigirse al aeropuerto, ambos denunciaron la decisión como “infundada e incomprensible”, y señalaron que ésta forma parte de la presión general que el Gobierno turco ejerce contra los medios de comunicación.

(El Gobierno turco) “Ya ha conseguido silenciar en gran parte a la prensa nacional y lo está intentando ahora con la internacional, no deberíamos permitirlo”, dijo Brase.

Seibert, por su parte, destacó que las autoridades turcas han contactado con el Tagesspiegel y con ZDF para sugerir que enviaran otros corresponsales, algo que ambos medios rechazaron.

“Seguiremos informando sobre Turquía, aunque sea desde el extranjero”, adelantaron tanto Seibert como Brase.

La mayor parte de los al menos 200 corresponsales extranjeros acreditados en Turquía recibieron a principios de enero su acreditación anual, como es habitual, pero hay varias decenas de periodistas, quizás medio centenar, que aún la están esperando.

Tras hacerse públicos estos atrasos, a finales de febrero, varios periodistas recibieron mensajes del Gobierno con la confirmación de que su acreditación había sido aprobada, y solo quedaría esperar que se expida y remita la correspondiente tarjeta.

Seibert y Brase, en cambio, recibieron una comunicación oficial de rechazo a su solicitud.

“Esta decisión perjudica a Turquía más de lo que nos perjudica al ZDF o a mí personalmente”, lamentaba Brase durante su despedida.

En declaraciones al diario Tagespiegel, el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, criticó el pasado viernes la negativa de las autoridades turcas a emitir tarjetas de prensa a los corresponsales.

“Si los periodistas son obstaculizados en su trabajo, eso no se corresponde con nuestro concepto de la libertad de prensa”, dijo Maas, quien asegurò que ha hablado sobre ello con su homólogo turco, Mevlüt Cavusoglu. EFE