Turquía rechaza toda relación con accidente del caza griego

Estambul, 12 abr (EFE).- Las Fuerzas Aéreas turcas han rechazado toda relación con el accidente del caza griego que cayó hoy al mar Egeo causando la muerte de su piloto, informa la agencia turca Anadolu.

Según declararon fuentes de la comandancia de las Fuerzas Aéreas a la citada agencia, ningún caza turco se hallaba en la región en la que tuvo lugar el accidente.

El aparato heleno, un Mirage 2000-5, se precipitó al mar sobre las 09.15 GMT cerca de la isla de Esciros, en el archipiélago de las Esporadas, a unos 150 kilómetros de las costas turcas.

Las primeras informaciones señalaron que el caza volvía de una misión para interceptar aviones de guerra turcos en uno de los típicos enfrentamientos aéreos sobre el mar Egeo, un territorio en que ambos países se acusan mutuamente de no respetar el espacio territorial del otro.

Pero la prensa griega precisó que la operación no se llegó a realizar pues los cazas turcos ya habían abandonado el espacio aéreo heleno cuando los aviones griegos llegaron al lugar.

En los últimas meses, la tensión entre Atenas y Ankara se ha incrementado a raíz de maniobras agresivas de las fuerzas navales de ambos países en torno a los disputados islotes de Imi/Kardak, cerca de la costa anatolia.

A ello se ha añadido la detención en Turquía hace un mes y medio de dos militares griegos por entrar en territorio turco, tras lo cual Atenas ha aumentado la vigilancia de las unidades fronterizas con un refuerzo de 7.000 soldados y ha multiplicado las maniobras militares.

La tensión entre los dos países vecinos, que puso fin a un periodo de 17 años de relativa calma en sus relaciones bilaterales, resurgió en enero de 2017, tras la negativa del Tribunal Supremo griego a extraditar a ocho militares turcos acusados de haber participado en el golpe fallido del verano de 2016 en Turquía. EFE