Inicio > Noticias > Internacional > Turquía ve “poco realista” plan alemán para fuerzas internacionales en Siria

Turquía ve “poco realista” plan alemán para fuerzas internacionales en Siria

Estambul, 26 oct (EFE).- El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, consideró hoy “poco realista” la propuesta alemana de enviar fuerzas internacionales bajo mandato de la ONU al noreste de Siria.

En una rueda de prensa conjunta con su homólogo alemán, Heiko Maas, de visita en Ankara, Çavusoglu recordó que Turquía ya hizo una propuesta similar “hace ocho-nueve años”, entonces rechazada por la comunidad internacional.

“Encontramos poco realista” retomar la propuesta ahora, después de que las tropas turcas ocuparan parte de esta región en la llamada “Operación Fuente de paz”, lanzada el 9 de octubre, dijo Çavusoglu.

“Sería más útil si se contribuyera a los esfuerzos para reasentar allí a los refugiados”, agregó el ministro, según el que ya hay “unos 30.000 refugiados que se preparan para volver” a la zona bajo control turco, “por supuesto todos de forma voluntaria”.

Maas, por su parte, admitió que la propuesta -planteada por la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, el miércoles pasado y criticada incluso dentro de la propia coalición de Gobierno germana- “tuvo menos presencia en la conversación” con Çavusoglu que en la rueda de prensa, “lo cual ilustra todo”.

“Nos centramos en los temas importantes: ¿qué pasará con la tregua, con la ayuda humanitaria para los que huyen en Siria, qué ocurre con la solución política del conflicto mediante la comisión constitucional”, declaró.

Subrayó el “gran paso adelante” que significará la primera reunión de este comité, negociado entre Damasco y la oposición bajo los auspicios de Naciones Unidas, prevista para el próximo miércoles en Ginebra.

Frente a la insistencia de Turquía de que los países europeos deben readmitir a los excombatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) hechos prisioneros en Siria para juzgarlos, y a sus familiares para rehabilitarlos, Maas destacó lo “difícil” del proceso.

“Ya antes hemos readmitido hijos de combatientes del EI y lo seguiremos haciendo, aunque ahora es mucho más difícil”, indicó el ministro en referencia a la operación turca contra las milicias kurdas que gestionaban hasta ahora los campos de prisioneros yihadistas.

Pero para juzgar a excombatientes habría que “presentar pruebas, documentar qué delitos han cometido y, si faltan estas pruebas, no pueden ser sometidos a un proceso judicial; habría que dejarlos en libertad, y eso es algo que queremos prevenir”, justificó Maas la postura alemana de rehuir la readmisión de los milicianos yihadistas. EFE