Inicio > Noticias > Internacional > UE anima a Grecia al diálogo con Turquía pero subraya solidaridad con Atenas

UE anima a Grecia al diálogo con Turquía pero subraya solidaridad con Atenas

Atenas, 15 sep (EFE).- El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, animó hoy a Grecia a retomar el diálogo con Turquía, pero a la vez aseguró que la Unión Europea está plenamente del lado de los Gobiernos de Atenas y Nicosia en su conflicto con Turquía.

Durante una breve visita a Atenas -la segunda desde marzo- Michel insistió además en la necesidad de dar rápidamente una respuesta común europea a los problemas de la migración ilegal, del asilo y de las devoluciones a sus países de origen de los que no tienen derecho a la protección internacional, tal y como lo plantearán las propuestas que hará la Comisión Europea sobre un pacto migratorio antes de finales de mes.

El presidente del Consejo Europeo destacó que la próxima cumbre, que se celebrará la próxima semana y debatirá la situación en el Mediterráneo oriental, reafirmará la solidaridad europea con Grecia y Chipre.

“Por una parte debemos afirmar de forma que no deje lugar a dudas que los principios que son importantes para Grecia y Chipre deben ser respetados, por otra debemos demostrar que es posible una agenda positiva si hay voluntad común a respetar estos principios”, destacó en una comparecencia de prensa conjunta con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis.

DIALOGO SI HAY PRUEBAS DE CESE DE PROVOCACIONES

El líder griego afirmó estar dispuesto a volver inmediatamente a las conversaciones exploratorias abandonadas formalmente en 2016 si Turquía da pruebas tangibles de que cesarán las provocaciones en el Mediterráneo oriental.

Destacó que Turquía “todavía tiene tiempo, antes y después del Consejo Europeo (del próximo día 24), para continuar con pasos positivos”, como ha sido la retirada del buque turco de investigación sísmica Oruc Reis, que desde inicios del verano operaba en el mar entre Chipre y Creta, en áreas que Turquía reclama como zona económica exclusiva (ZEE), pero que se solapan con las declaradas por Grecia y Chipre.

CONFERENCIA MEDITERRANEA

Michel felicitó a Mitsotakis por su voluntad de reanudar el diálogo y afirmó que en paralelo habrá una negociación multilateral sobre el Mediterráneo oriental.

Con ello se refirió a la propuesta de una conferencia multilateral con la participación de todos los países de la región que formuló a comienzos de mes, en plena efervescencia de la tensión entre Grecia y Turquía.

“Las cuestiones marítimas son tan importantes como las energéticas, la seguridad, el desarrollo económico y la cooperación. Creo que si hay una voluntad común será posible avanzar una agenda más positiva que lo que ocurrió últimamente”, recalcó.

Uno de los principales escollos de esta conferencia será la participación de Chipre, país que Turquía no reconoce, por lo que no acepta su asistencia si no están invitados también los líderes turcochipriotas, una posibilidad que Grecia y Chipre rechazan, por tratarse de un miembro de un estado no reconocido internacionalmente.

Su iniciativa se desarrolla en un momento en que la Unión Europea ha puesto sobre la mesa la posibilidad de aplicar nuevas sanciones contra Turquía si Ankara no retiraba sus barcos de las zonas en conflicto con Grecia y Chipre.

Uno de ellos, el citado Oruc Reis, se ha retirado ahora, pero entretanto Turquía ha reabierto las amenazas y ha publicado un nuevo aviso a navegantes reclamando a Grecia la desmilitarización de las islas del Egeo.

Mientras que países como Francia -además de Grecia y Chipre, por supuesto- piden sanciones contundentes, la mayoría de los socios, tanto de la Unión Europea como de la OTAN, han insistido en la necesidad de buscar una solución mediante el diálogo y han urgido a ambas partes a volver a la mesa de negociaciones.

Lo mismo pidió hoy el secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo, en declaraciones a la radio francesa France Inter.

CONFLICTO SOBRE LOS TEMAS A DISCUTIR

Pero incluso si Grecia y Turquía aceptan dialogar, no hay acuerdo sobre los temas que deben resolverse.

Grecia pretende que el diálogo debe hacerse solo sobre la delimitación de las respectivas zonas marítimas, mientras que Turquía quiere incluir también el tema de la desmilitarización de las islas del Egeo, vecinas de sus costas.

Aunque los Tratados de Lausana (1923) y de París (1947) prohíben a Grecia mantener fuerzas armadas en estas islas, tras la invasión de Turquía a Chipre y la ocupación del 40 % de su territorio, el Estado heleno procedió a su militarización. EFE

%d bloggers like this: