Un 68 por ciento de auxiliares de vuelo en EE.UU., víctimas de agresiones sexuales

Curso TCP

Washington, 10 may (EFE).- Un 68 % de los auxiliares de vuelo en Estados Unidos han sido víctimas de agresiones sexuales -físicas o verbales- de pasajeros a lo largo de su carrera, de acuerdo a una encuesta divulgada hoy por el sindicato que los representa.

En la encuesta de la Asociación de Auxiliares de Vuelo (AFA, por sus siglas en inglés) participaron unos 3.500 auxiliares de vuelo (80 % mujeres y 20 % hombres) de 29 aerolíneas estadounidenses.

Un 35 % dijo haber sufrido agresiones verbales en el último año, de los que un 68 % las enfrentó más de tres veces y un 33 % más de cinco veces.

Estas agresiones incluyeron proposiciones, peticiones de favores sexuales, exposición a pornografía y otros comentarios que describieron como “desagradables”, “lascivos”, “sucios”, “incómodos” o “inapropiados”.

Asimismo, un 18 % dijo haber sido víctima de agresiones sexuales físicas en los últimos 12 meses, un 40 % de ellos en más de tres ocasiones.

Este tipo de agresiones incluyeron “tocamientos”, “frotaciones” o “caricias” de pechos, nalgas y la zona de la entrepierna tanto por encima como por debajo de los uniformes, así como verse arrinconados y recibir abrazos, besos y manoseos no deseados.

Tan solo un 7 % de los auxiliares víctimas denunciaron los casos a sus empresas y la respuesta más común a los abusos fue ignorar o evitar al pasajero agresor durante el resto del vuelo.

Finalmente, un 68 % de los encuestados dijo no haber percibido ningún esfuerzo de sus aerolíneas para enfrentar el problema del acoso sexual a los auxiliares durante los vuelos durante el último año, coincidiendo con la eclosión del movimiento “Me Too”.

Según la AFA, United Airlines, Spirit Airlines y Alaska Airlines fueron las compañías que hicieron más para enfrentar el problema.

La presidenta del sindicato, Sara Nelson, dijo que aunque “el acoso a los auxiliares de vuelo es algo legendario, la encuesta demuestra cuán frecuente sigue siendo” e hizo un llamado a las aerolíneas a enfrentar el acoso contra sus trabajadores. EFE