Un casco azul herido por un ataque de un soldado de Sudán del Sur

El Cairo, 15 sep (EFE).- Un casco azul nepalés integrante de la Misión de la ONU en Sudán del Sur (UNMISS) resultó herido hoy cuando un soldado gubernamental atacó el convoy en el que viajaba en la ciudad de Yei, en el sur del país.

El soldado comenzó a disparar al aire cuando pasaba un convoy de cuatro vehículos de la UNMISS, que había salido de la base para buscar agua, y después disparó directamente contra uno de ellos, hiriendo al casco azul en una pierna, según un comunicado de la Misión de la ONU.

Los soldados de la UNMISS no respondieron a los disparos porque el militar sursudanés huyó y se ocultó entre una multitud de civiles después de efectuar los disparos.

El casco azul fue evacuado a la base de la ONU en Yei y después fue trasladado a Yuba en avión para continuar su tratamiento médico.

La ONU condenó el ataque y consideró que es una “prueba de la falta de comando y control de las Fuerzas Armadas”, lo que redunda en que “continúen los abusos contra los derechos humanos” por parte de los soldados sin control.

La UNMISS aseguró que, horas antes de este ataque, soldados gubernamentales realizaron cerca de 50 disparos de madrugada a 500 metros de distancia de la base de la ONU en Yei.

“Este ataque directo contra las fuerzas de paz que están aquí para ayudar al pueblo de Sudán del Sur es inaceptable. El autor debe ser encontrado por las autoridades gubernamentales y debe rendir cuentas”, dijo el jefe de la UNMISS, David Shearer, en la nota.

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el líder de la principal facción opositora, Riek Machar, ratificaron este miércoles el acuerdo de paz alcanzado el pasado 5 de agosto, en una reunión en Adís Abeba auspiciada por la Autoridad Intergubernamental para el Desarollo en el Este de África (IGAD).

Las partes se han comprometido a un alto el fuego y a integrar las facciones rebeldes en el Ejército en una fase transitoria de ocho meses, al cabo de la cual se formará un Gobierno de unidad que prevé mantenerse en el poder durante 36 meses. EFE