Un civil y dos milicianos islamistas mueren en enfrentamientos en Derna

El País

Trípoi, 9 ago (EFE).- Al menos un civil y dos milicianos islamistas perdieron la vida durante los enfrentamientos que estallaron este miércoles entre las fuerzas de Al Karama, dirigidas por el mariscal Jalifa Hafter, y la plataforma islamista Protección de Derna en esta ciudad costera del este de Libia, informaron hoy a Efe fuentes de seguridad.

Los dos milicianos islamistas fueron abatidos por soldados de Al Karama (Dignidad) en los choques armados que tuvieron lugar en los barrios de Al Maghar y la ciudad vieja mientras que una joven murió víctima de fuego cruzado en el centro de la ciudad.

Según esta misma fuente, la jornada de ayer estuvo marcada por intensos ataques aéreos en los que Hafter utilizó un helicóptero MI-35 para lanzar misiles de tipo Haun y explosivos, que impactaron en diferentes barrios.

El pasado lunes, Al Karama dio un ultimátum a las milicias rivales para que se rindiesen antes del inicio de las operaciones militares con el objetivo de tomar el control del centro de la urbe.

La ciudad de Derna, antiguo bastión del grupo yihadista Estado Islámico, es escenario desde el domingo pasado de violentos ataques aéreos de las fuerzas de Al Karama contra las milicias islamistas, aunque hasta el momento ninguna de las partes ha revelado el número exacto de víctimas mortales o de heridos en sus filas.

Antiguo miembro de la cúpula que aupó al poder al luego derrocado y asesinado Muamar el Gadafi (1969-2011), Hafter fue reclutado por la CIA a finales de los años ochenta y trasladado a Estados Unidos, donde obtuvo la ciudadanía norteamericana y se convirtió en el principal opositor libio en el exilio.

El entonces general regresó a Libia en marzo de 2011, dos meses después de que estallara la revolución contra el dictador, y en 2014 fue nombrado jefe del llamado Ejército Nacional Libio (LNA), una milicia adscrita al Parlamento con sede en Tobruk.

Libia es un Estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera militarmente a la caída de El Gadafi.

En la actualidad tiene tres focos de poder: un Gobierno tutelado por la ONU en Trípoli, el citado Parlamento en la ciudad oriental de Tobruk y la poderosa alianza que suponen las ciudades-estado de Misrata y Zintan. EFE