Un documental con toques de ficción recrea la aventura de Cabeza de Vaca

ABC de Sevilla

Ana Mengotti

Miami, 26 abr (EFE).- El director de cine estadounidense David Fenster, fascinado por la figura del conquistador Álvar Núñez Cabeza de Vaca, ha seguido sus pasos desde Florida hasta el Pacífico mexicano en “Opuntia”, un documental en el que el actor español David Verdaguer da voz a su singular protagonista.

Fenster, ganador en 2007 del premio al mejor corto documental de Los Ángeles Film Festival por “Wood”, se basó para hacer este filme en los escritos del propio Cabeza de Vaca (1490-1559).

El conquistador y explorador anduvo por lo que hoy es Estados Unidos y el norte de México durante diez años, de los cuales casi ocho entre los indios, a los que sirvió como chamán y comerciante.

En una entrevista con Efe antes de presentar en Miami este documental heterodoxo de casi una hora de duración en el que Cabeza de Vaca habla a través de un nopal u “opuntia”, Fenster cuenta que su madre le regaló hace 15 años “Naufragios”, el libro en el que el conquistador relató su accidentada vida en esta parte del mundo.

“Sabía que me gustan esta clase de personajes y la aventura. Me gustó el libro y me cautivó Cabeza de Vaca”, señala Fenster, quien años después de leer “Naufragios” vio la película que hizo el mexicano Nicolás Echevarría sobre el conquistador jerezano.

El hoy premiado director Guillermo del Toro trabajó en la parte de efectos especiales de ese filme, subraya con emoción Fenster.

El cineasta de 40 años recuerda haber asistido hace años en una galería de arte de Los Ángeles a una proyección “nudista” de “Cabeza de Vaca”, como se titula el largometraje dirigido por Echevarría y protagonizado por el español Juan Diego.

“Leímos capítulos del libro y comimos jamón español. Al final vimos la película unas veinte o veinticinco personas, todas desnudas”, tal como quedaron Cabeza de Vaca y sus acompañantes cuando unas rudimentarias barcas en las que navegaban por el Golfo de México fueron engullidas por una gran ola, recuerda.

En “Opuntia” Fenster sigue los pasos de Cabeza de Vaca por aquellos territorios ignotos e imagina la transformación espiritual del conquistador a partir de que empezó a sanar a los indios con imposición de manos y rezos de oraciones católicas en latín.

Además del estilo “directo” del libro escrito hace 500 años por Cabeza de Vaca, que tras finalizar su aventura por Norteamérica volvió a España para luego regresar al Nuevo Mundo, esta vez a lo que hoy son Paraguay y Argentina, donde descubrió las cataratas de Iguazú, hay algo en su relato que a Fenster le llamó la atención.

Hasta entonces las descripciones que había leído de los indios americanos eran “estereotipadas”. En “Naufragios” se encontró una visión con “matices” y a verdaderos “seres humanos”

Otro gran atractivo de la historia, dice Fenster para explicar el porqué de esta película que tuvo su estreno para EE.UU. en el Festival de Los Ángeles 2017, es que en el libro “hay muchas cosas de las que Cabeza de Vaca no habla”.

Y eso es bueno para un cineasta, porque -dice- la falta de ciertos elementos y detalles en un libro es como si el autor te “diera permiso para imaginarlos y crearlos”.

Fenster imaginó a Álvar Núñez Cabeza de Vaca, que fue uno de los cuatro únicos supervivientes de una expedición de 300 hombres, expresándose a través de un nopal, un tipo de cactus del desierto que al conquistador le sirvió para saciar el hambre y la sed.

Quiso que en el filme hablará en español, para lo cual recurrió a Verdaguer, Premio Goya a la mejor interpretación masculina de reparto por “Verano 1993”.

“Fue muy generoso y aceptó”, dice Fenster, quien no conoce personalmente al actor español, pero sí ha visto algunas de las películas en las que ha actuado.

“Opuntia”, que tendrá su estreno internacional en unos meses en la Vienna Biennale, no tiene por ahora distribuidor en España, pero va a recorrer después de su paso por Miami ciudades estadounidenses y mexicanas situadas a lo largo del recorrido de Cabeza de Vaca.

Fenster siguió sus pasos con la cámara y sin plan alguno y el resultado es “Opuntia”.

El joven cineasta fue encontrando a su paso personas relacionadas de algún modo con la aventura de Cabeza de Vaca, incluido un hombre de Florida que dice ser descendiente directo de él.

Un halo de misticismo y misterio rodea a “Opuntia”, gracias en parte al contraste entre la “voz antigua” española de Cabeza de Vaca expresada por Verdaguer y el inglés coloquial de las personas encontradas en el camino por Fenster. EFE