Un economista desarrolla un programa que predice políticas del Gobierno chino

Pekín, 30 oct (EFE).- Un economista estadounidense asegura haber creado un programa de inteligencia artificial capaz de anticipar los movimientos del Gobierno chino analizando mediante algoritmos las publicaciones que aparecen en el oficialista Diario del Pueblo.

El diario independiente South China Morning Post (SCMP) recoge hoy que este programa, desarrollado desde 2016 por Weifeng Zhong, investigador del American Enterprise Insitute, puede predecir si el Gobierno chino va a cambiar una política o si está ajustando sus prioridades simplemente estudiando las opiniones que aparecen en las portadas del rotativo y su frecuencia.

El científico, que ha escudriñado todas las portadas del Diario del Pueblo desde su fundación en 1948, detalló los logros de su algoritmo en una reciente publicación del mencionado instituto estadounidense.

En su estudio, Zhong llega a la conclusión de que la llegada al poder en 2012 del presidente chino, Xi Jinping, no ha cambiado demasiado las líneas maestras de la política china en comparación con los gobiernos anteriores.

“El estatus quo de las políticas chinas parte -desde 1978- de la coexistencia de mantener el programa de reformas económicas, aunque a un nivel más lento, y de abordar los problemas sociales a través de medidas populistas”, dijo Zhong en declaraciones que recoge SCMP.

Sin embargo, su algoritmo dice que las políticas de Xi son “las más difíciles de descifrar” debido a sus “intensas contradicciones”, y que los eslóganes publicados en el rotativo han hecho énfasis tanto en la reforma de los mercados como en “revivir las enseñanzas comunistas y combatir la ideología occidental”.

Como ejemplo, el programa fue capaz de anticipar, antes de que ocurrieran, algunos de los grandes cambios vividos en la historia reciente de la política china, como el “Gran Salto Adelante” anunciado por Mao Zedong en 1958, los altibajos que atravesó el país en los tres años que siguieron a su muerte, o la llegada en 1978 de la política de “reforma y apertura”.

En todos esos casos, el programa fue capaz de detectar “cambios significativos” en el discurso de las portadas del periódico, según su autor.

Sin embargo, el programa de Zhong no fue capaz de detectar la llegada de la turbulenta “Revolución Cultural” porque Mao “escondió sus intenciones”, o la represión violenta de las protestas que tuvieron lugar en 1989 en Pekín, ya que el Gobierno hizo todo lo que pudo para ocultarlas al considerarlas demasiado sensibles.

“Si los lectores del ‘Diario del Pueblo’ prestasen la suficiente atención a los artículos que publica, tendrían una idea bastante clara de qué artículos van aparecer o no en sus portadas”, concluyó Zhong en declaraciones en la web del Insituto. EFE