Un estudio acerca las terapias dirigidas a los pacientes con cáncer de vejiga

El Carabobeño

Chicago (EE.UU.), 3 jun (EFE).- Una terapia dirigida para pacientes con cáncer de vejiga metastásico que presentan alteraciones genéticas y que no han respondido al tratamiento tradicional con quimioterapia, ha demostrado que disminuye el tamaño del tumor y aumenta la supervivencia.

Según los resultados de un estudio, fase II, de Janssen, presentados hoy en la reunión anual de la Asociación Americana de Oncología Médica (ASCO), Erdafitinib (una pastilla que se administra una vez al día) demostró respuestas duraderas de los pacientes que tienen la alteración FGFR, un 20 % del total de afectados.

En un 40 % de los casos el tamaño del tumor disminuyó (la señal más inmediata de medir la eficacia del tratamiento), frente a la inmunoterapia, cuya tasa de respuesta está entre un 15 y un 20 %, explicó el doctor Álvaro Pinto, oncólogo médico del Hospital de La Paz (Madrid).

Además, se logró una mediana de supervivencia libre de progresión de 5,5 meses y de supervivencia global de 13,8 meses, unos “datos prometedores que hay que confirmar”, precisó el oncólogo.

El de vejiga es el quinto tumor de mayor incidencia y en el 20 % de los casos se diagnostica en fase metástasica, mientras que del 80 % restante que se detecta de forma localizada, entre un 30 y un 40 % acaban haciendo metástasis.

“Aunque se diagnostica pronto, es agresivo”, dijo el oncólogo.

Desde hace 30 años este cáncer solo se trata con quimioterapia y, aunque ha habido muchos intentos por encontrar nuevos tratamientos, “no han sido exitosos” hasta que recientemente apareció la inmunoterapia, que “ha mejorado los resultados y que se puede considerar el primer gran avance de las últimas décadas”, señaló el oncólogo.

Ahora se está dando un paso más con este estudio que explora una nueva familia de fármacos, entre ellos Erdafitinib, que van dirigidos frente al receptor FGFR, uno de los muchos que pueden tener las células y que favorece la aparición del tumor.

Los buenos resultados de la investigación han motivado que se haya iniciado ya el ensayo en fase III que compara el fármaco frente al tratamiento estándar (quimioterapia o inmunoterapia). EFE