Una abogada brasileña es esposada y detenida durante una audiencia en Río

Río de Janeiro, 11 sep (EFE).- Una abogada brasileña fue esposada y detenida durante una audiencia en Río Janeiro al negarse a abandonar la sala después de que la jueza de turno cerrara la sesión en medio de las protestas de la letrada, informó hoy el órgano colegiado.

El incidente ocurrió en el Tercer Juzgado Especial de lo Civil de Duque de Caxias, en la zona metropolitana de Río, este lunes, cuando la abogada Valéria Lúcia dos Santos fue esposada y conducida fuera de la sala por policías militarizados por orden de la jueza Ethel de Vasconcelos, según denunció la Orden de Abogados de Brasil (OAB).

Todo empezó por una discusión entre la magistrada, que quería cerrar la sesión, y la letrada, quien afirmó que no había terminado su exposición y pedía tener acceso e impugnar unos documentos presentados por la otra parte.

El enfrentamiento verbal continuó y la jueza le pidió entonces que se retirase de la sala, pero Lúcia dos Santos se negó a salir antes de la llegada del delegado de prerrogativas de la OAB, responsable de actuar cuando se producen casos de supuestas faltas de respeto al trabajo de los abogados.

Fue entonces cuando la magistrada decidió llamar a la policía, aunque la discusión continuó incluso cuando los agentes intervinieron esposándola y forzándola a salir.

“¡Estoy trabajando! ¡Quiero trabajar! Tengo derecho a trabajar, es mi derecho como mujer, como negra, trabajar, quiero trabajar”, insistía Lúcia dos Santos sentada en el suelo, ya esposada, en un vídeo divulgado por medios locales.

Posteriormente fue llevada a una comisaría y solo fue puesta en libertad, cuando el delegado de la OAB llegó y mandó retirar las esposas.

En una rueda de prensa celebrada este martes, Lúcia dos Santos dijo que es su “derecho como abogada impugnar documentos” y que se mantuvo “en la resistencia” porque así le amparan las “prerrogativas profesionales”.

“Los vídeos hablan por sí solo, ustedes saquen las conclusiones”, aseveró.

La OAB aseguró que va a pedir que sea apartada la jueza y los dos policías implicados en el asunto y celebró que otro juez ya haya suspendido la accidentada audiencia, que se celebrará nuevamente el próximo 18 de septiembre. EFE