Una corte salvadoreña envía a prisión a 2 guatemaltecos por trabajo forzado

San Salvador, 14 mar (EFE).- Una corte de Paz de El Salvador envió este jueves a prisión provisional e instrucción a dos guatemaltecos procesados por someter a trabajo forzado a unas 40 personas, entre ellas 12 menores de edad, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

Los acusados, identificados como Edgar Juárez García y Edwin Arnoldo García, enfrentaron una audiencia por los delitos de trata de personas agravada en la modalidad de trabajo forzado en perjuicio de menores y adultos.

En la diligencia, que se llevó a cabo en el Juzgado Cuarto de Paz de la localidad de San Miguel (este), los fiscales asignados al caso “ofrecieron abundantes elementos de prueba que establecen la participación de los acusados en el delito que se les atribuye”, indicó la fuente.

Los guatemaltecos, quienes fueron arrestados el pasado domingo, permanecerán en prisión mientras la entidad fiscal continúa con la investigación.

Según el Ministerio Público, los centroamericanos “exigían a las personas, también guatemaltecas, vender más de 50 dólares diarios en piñas” y “no les pagaban por el trabajo que realizaban”.

Indicó que “las víctimas aseguran que sólo les proporcionaban un tiempo de comida, sufrían violencia física y verbal, y no han recibido ninguna remuneración económica por todo el trabajo realizado”.

La Comisión de Legislación del Congreso propuso al pleno en el año 2017 incrementar las penas, que van de los 4 a los 8 años de prisión, a condenas de entre 6 y 10 años, y hasta un máximo de 25 “dependiendo de la gravedad de cada caso particular”.

Estas penas subirían, según la petición de la comisión, de 8 a 12 años si el delito se cometiera contra menores de edad o personas con discapacidad física, intelectual, sensorial, ciegas y sordas, “indistintamente de la edad que estas últimas tengan”.

Los diputados solicitaron equiparar las penas por tráfico de seres humanos a la Ley Especial contra la Trata de Personas, de forma que “la persona que introduzca, albergue, transporte, guíe o trate de evadir controles migratorios” será condenada a 25 años de cárcel.

Además, la Ley Especial contra la Trata de Personas contempla una pena máxima de cárcel de hasta 25 años “para quienes entreguen, capten, transporten, promuevan, reciban o acojan personas para que otros realicen actividades de explotación (sexual, trabajos forzados, extracción de órganos, esclavitud moderna, etc.)”.EFE