Unidad de investigación biomédica realiza proyecto en niñas y niños con obesidad

 

  • Pueden participar niñas y niños de 6 a 8 años de edad
  • A nivel global México es el país con más niños con obesidad
  • El estado de Durango reporta cifras de obesidad infantil por arriba de la media nacional

La Unidad de Investigación Biomédica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la Delegación Durango, invita a niñas y niños de 6 a 8 años con algún grado de obesidad ya sean derechohabiente y no derechohabiente, a participar en un proyecto de investigación que consiste en tratamiento no farmacológico que ayuda a controlar el peso de los menores.

Lo anterior lo dio a conocer el investigador del Seguro Social, Gerardo Martínez Aguilar quien comentó en este proyecto se está evaluando tratamiento que ayude a controlar el peso y a modificar sus alteraciones metabólicas que como consecuencia de la obesidad se presentan en los menores.

Dijo que el tratamiento que se dé será no farmacológico ya que el medicamento que utilizan los adultos para el control de peso tiene efectos secundarios y son tratamientos que no están evaluados en menores.

Este proyecto de investigación estuvo sometido a la aprobación de varios comités de ética porque se tenía que cumplir con diversos requisitos, entre ellos la seguridad de los productos y que se realicen de acuerdo a las normas que rige el Seguro Social, fue aprobado por la Comisión Nacional de Investigación del Instituto.

A nivel global México es el país con más niños con obesidad, las cifras reportadas para Durango señalan que la prevalencia de obesidad en la entidad se encuentra por arriba de la nacional, si esta no se previene y controla conduce a enfermedades crónicas tales como: diabetes, enfermedad cardiovascular, insuficiencia renal, osteoartritis y cáncer.

Las alternativas no farmacológicas para el tratamiento de la obesidad se basa en probióticos, curcumina y ácidos grasos omega 3, la información disponible sobre sus mecanismos de acción, eficacia y amplio perfil de seguridad las convierte en opciones atractivas en el tratamiento de la obesidad en niños.

Existen múltiples evidencias que la microbiota intestinal desempeña un papel muy importante en la extracción de energía de los alimentos y que cuando existe un desequilibrio en la misma, repercute en el metabolismo de diversos nutrientes y se favorece la presencia de sobrepeso y obesidad.

En el Instituto Tecnológico de Durango se desarrolló una lámina de manzana enriquecida con inulina de agave que tiene acción de probiótico y que es una de las alternativas no farmacológicas que acompañarán a las recomendaciones de dieta y ejercicio para los niños incluidos al estudio.

Los padres interesados en incluir en este proyecto a sus hijos con algún grado de obesidad y que estén entre las edades de 6 a 8 años pueden acercarse a la Unidad de Investigación Biomédica del IMSS, ubicada en calle Predio Canoas a espalda del Hospital General de Zona No. 1 del Seguro Social o comunicarse al número 618 812 09 97 de lunes a viernes de 8 a 14 horas.