Inicio > Noticias > Internacional > Unos 40 exgenerales ven con preocupación el veto a trans en Ejército de EEUU

Unos 40 exgenerales ven con preocupación el veto a trans en Ejército de EEUU

Washington, 26 feb (EFE).- Un total de 41 generales retirados de las Fuerzas Armadas de EE.UU. expresaron este martes su preocupación por el deseo del presidente Donald Trump de impedir a las personas transgénero servir en el Ejército, lo que, según estos militares, pone en peligro la “integridad” del estamento castrense.

“Afirmamos que los estadounidenses transgénero deberían contar con las mismas oportunidades -y someterse a las mismas exigencias físicas- para servir en nuestras Fuerzas Armadas que cualquiera”, señalaron los generales en un documento divulgado este martes por la organización Palm Center.

Los militares han optado por alzar su voz debido a la decisión de la Administración de defender en los tribunales la orden de Trump de vetar el acceso de los transgénero a las Fuerzas Armadas, una decisión contra la que han fallado diversos jueces que inicialmente bloquearon la medida.

A pesar de los reveses legales, que se sustentan en que esta medida atenta contra el derecho a la igualdad que recoge la Constitución, el Gobierno ha apelado por el momento todas las sentencias que se han fallado en su contra.

“Realizamos esta declaración debido a nuestra gran preocupación por el hecho de que los intentos de defender en los tribunales el veto a los transgénero en el Ejército puedan socavar la integridad de la capacidad de juicio del estamento militar estadounidense”, justifica el comunicado.

La publicación de esta misiva se produce, además, un día antes de que el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes celebre una audiencia para evaluar si, en caso de ser recibir finalmente el visto bueno de la Justicia, se debe implantar la polémica medida.

Trump anunció en julio de 2017 que tenía la intención de prohibir a todas las personas transgénero servir en el Ejército, aunque posteriormente la Casa Blanca se limitó a intentar impedir el alistamiento de personas que pudieran en un futuro querer someterse a una operación de cambio de sexo.

Finalmente, el Pentágono presentó en marzo del año pasado una normativa que establecía que las personas con “un historial de disforia de género (…) quedan descalificadas del servicio militar excepto bajo circunstancias limitadas”, pero no recomendaba la expulsión de miembros de las Fuerzas Armadas que ya se hubieran sometido a una operación de cambio de sexo.

Fue esta normativa la que ha sido bloqueada sucesivamente por distintas cortes estatales, aunque el Tribunal Supremo dictó el pasado 22 de enero que, mientras no se dicte una sentencia en firme al respecto, el Departamento de Defensa puede continuar implementando la nueva política.EFE

%d bloggers like this: