Urge plan de conservación para Panteón de Oriente

Urge un plan de conservación para las criptas y estatuillas más antiguas del Panteón de Oriente, ya que tienen un legado histórico pero un importante deterioro por la exposición a los diferentes tipos de clima, manifestó la delegada del INAH, Sirle Rojas Rodríguez.

De igual manera hizo el llamado para que se les busque un área dónde resguardarlos ya que también se ha sufrido de robos importantes por la tibieza y falta de actuar del director, pese a que se ha declarado en reiteradas ocasiones que no existe un presupuesto amplio para este lugar.

“Una de las recomendaciones a criterio personal sería que quedaran completamente aisladas del uso que se les da en el panteón, porque efectivamente por la importancia que tiene este patrimonio funerario se dan los hurtos y se busca venderlo en el mercado negro. Hay que resguardarlos, no quitarlos, entiéndase que se tiene que poner una mejor seguridad, se le tiene que invertir un poco ya que son de suma importancia para la historia de la ciudad”, señaló.

Explicó que si llegaran a ser robadas y se remplazaran perderían el valor histórico, así como la autenticidad, ya que son un patrimonio funerario. Así mismo mencionó que hace falta la elaboración de un manual de manejo, o programa técnico, que permita preservar y difundir la importancia de estas figuras, por lo que se van a preservar de mejor manera, tanto por autoridades como por los mismos ciudadanos.

Consideró que las personas que roban o dañan estas piezas no conocen el valor porque no se les ha dado la importancia por parte de la misma dirección del panteón, debido a que ellos mismos las tienen olvidadas.

“Yo creo que en el momento que sepamos lo que valen, nosotros mismos como ciudadanos las vamos a proteger. Sé que es un tema complicado por que emanan muchísimas cosas y muchísimos intereses, pero desgraciadamente no conocemos tanto el valor que andamos vendiendo el patrimonio por un peso o dos y en sitios que no les van a dar la importancia que se merecen, cuando el valor realmente es cultural, de identidad y de arraigo más que monetario”, finalizó.