Uruguay se viste de negro y marcha en silencio contra la violencia a la mujer

Montevideo, 25 nov (EFE).- Miles de hombres, mujeres y niños marcharon hoy vestidos de negro y en silencio por el centro de Montevideo en repudio de la violencia doméstica y por las 390 mujeres fallecidas por este fenómeno en Uruguay desde que el colectivo Mujeres de Negro, impulsor de la protesta, se creó hace una década.


En el marco de la conmemoración hoy del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, los manifestantes recorrieron la céntrica avenida 18 de julio vestidos de negro, en silencio, divididos en tres filas y llevando muchos pancartas de mujeres fallecidas durante este último año en el país sudamericano.

La directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Mariella Mazzotti, presente en el acto, remarcó a Efe que esta jornada muestra “la indignación, la tristeza y el dolor” de todos los ciudadanos motevideanos.

“Es una convocatoria a expresarse de que en realidad es un problema social que nos convoca a todos”, declaró.

Encabezando la manifestación, que este año tenía el lema de “Por las niñas, por las jóvenes, por los adolescentes, no más violencia”, había un grupo de decenas de niños portando mariposas de vivos colores, que contrastaban con la vestimenta de la demás concurrencia.

“Esos niños llevan mariposas en señal de renovación de cambio de libertad. Queremos apostar a esos niños, que son el futuro de este país, a que realmente vivan un mundo sin violencia”, explicó a Efe la secretaria de Mujeres de Negro, Mariela Vaz.

“Creemos que concienciando y educando desde pequeñitos podemos soñar con un país mejor”, agregó.

El Ministerio del Interior uruguayo divulgó un informe en el que evalúa la violencia doméstica entre noviembre de 2015 y octubre de 2016 y cifra en 45 las mujeres asesinadas en ese periodo, 29 como consecuencia de la violencia doméstica, de los cuáles hay seis niños y dos adolescentes.

El documento detalla que cada 13 días muere una mujer en Uruguay por violencia machista y en los últimos 10 meses se recibió una denuncia por agresión doméstica cada 17 minutos.

“Lo que nos preocupa es que ahora empezaron a matar a los niños, antes mataban a las mujeres, ahora en venganza hacia la mujer matan a sus hijos. Nos aterra lo que está pasando”, afirmó Vaz.

En abril de este año, el Gobierno uruguayo impulsó la presentación de un proyecto de ley integral contra la violencia de género que actualmente sigue en el Parlamento.

Este proyecto se enmarca para los próximos 3 años tiene entre sus cometidos mejorar el acceso a la justicia a mujeres, niños, niñas y adolescentes.

“Nosotros estamos pidiendo a nuestro poder legislativo, a nuestro poder judicial que se cumplan todas las leyes. Que haya cambios, que haya algo que modifique esto porque realmente es devastador”, aseveró.

Además, durante todo el día, se hicieron otros pequeños actos como la creación en la entrada de la Intendencia de una pintura de una mandala, representaciones simbólicas espirituales, de dos metros de diámetro de la artista plástica uruguaya, Agó Páez Vilaró, a favor de la paz y en contra de la violencia

La procesión que recorrió casi dos kilómetros desde la plaza de la Independencia hasta la explanada de la Intendencia, culminó con la actuación del Coro de Niños del Sodre y del cantante uruguayo Lucas Sugo.

“Consideramos que faltan todavía muchas cosas para hacer realmente. Seguimos concienciando, seguimos batallando, seguimos en la lucha y esperamos ver un futuro en algún momento libre de violencia”, concluyó Vaz.

Mujeres de Negro, cuyo lema principal es “Ni una muerte indiferente”, fue fundado en 2006 para luchar contra el feminicidio por violencia doméstica. EFE