Uruguay y el BM debaten sobre la accesibilidad de Montevideo de cara al 2030

 

Montevideo, 25 jun (EFE).- El Banco Mundial (BM) organizó hoy una conferencia para debatir sobre los desafíos en materia de accesibilidad que presenta la capital uruguaya, en el marco de la candidatura conjunta para acoger el Mundial 2030 que lleva adelante ese país, junto a Argentina y Paraguay.

El objetivo del evento fue reflexionar sobre la capacidad -en materia de accesibilidad- de Uruguay para acoger, eventualmente, este evento deportivo de escala mundial, según detalló a la prensa la representante del BM en el país, la argentina Matilde Bordón.

“Desde el BM consideramos que es una agenda muy importante y, aprovechando que estamos en un momento de Mundial, que eso nos ayude a reflexionar sobre si Montevideo está preparada o no para ser sede del Mundial 2030”, afirmó Bordón.

La representante del organismo internacional aseguró que la conferencia no fue sobre fútbol, sino que se aprovechó la candidatura conjunta del Mundial 2030 para “reflexionar sobre la situación de accesibilidad en Uruguay” de cara a esa fecha.

El BM y la Fundación Astur, presidida por el exsecretario iberoamericano Enrique Iglesias, organizaron la actividad, que también contó con el testimonio de Gonzalo Lapachian, capitán de la selección uruguaya de fútbol de ciegos.

Lapachian destacó en su exposición la importancia de que las ciudades cuenten con detalles como rampas estratégicamente posicionadas, baldosas guía, columnas que no obstruyan el paso y controles sobre los lugares en los que estacionan los autos, que ayudan a las personas con discapacidades.

Sin embargo, recalcó la importancia de la sensibilización en materia de accesibilidad, algo que también fue compartido por el viceministro de Turismo, Benjamín Liberoff, quien participó del panel “Diseñando ciudades para todos”.

El alto funcionario del Ministerio de Turismo, cartera que trabaja desde hace varios años con el BM en materia de accesibilidad, comentó a la prensa que lo principal es que la sociedad adquiera “conciencia sobre la importancia” de esta temática.

“No es un fenómeno automático”, advirtió y sostuvo que en el caso de Uruguay, que cuenta con una población altamente envejecida y con alta expectativa de vida, se demora la discusión sobre la accesibilidad.

En este sentido, aseguró que la discapacidad no es solo un problema de infraestructura de las ciudades, sino que es algo “mucho más complejo”.

“Es necesario generar hechos por los cuales desde la niñez se vaya incorporando en el ADN la importancia de la inclusión. Entre otras cosas, porque nos hace mejores como seres humanos y como sociedad”, reflexionó el viceministro de Turismo.

En la actividad también participó Miguel Segarra, secretario general del Comité Paralímpico de España, y Andrea Boudeguer, directora de BAU Accesibilidad de Chile.

La clausura, en tanto, estuvo a cargo de Charlotte McClain-Nhlapo, asesora en Discapacidad del Grupo Banco Mundial. EFE