Valeria Hernández Baltiérrez llegó a la edad de las ilusiones

  • Con su familia y amigos una memorable velada

Luciendo un hermoso vestido la bella jovencita Valeria Hernández Baltierrez caminó hasta el altar de  la Iglesia de Nuestra Señora de Los Ángeles para dar gracias a Dios por sus primeros quince años de vida y por permitirle llegar a esta maravillosa edad.

A la guapa quinceañera la acompañaron en este importante día para ella sus adorados padres los señores Ana Baltiérrez y Octavio Hernández, quienes orgullosos la felicitaron y unieron sus oraciones en bien de su hija por este importante día en sus vidas.

Como afortunados padrinos de la joven fungieron lo señores Silvia de la Cruz y Everardo Graciano, quienes prometieron ante Dios cuidar siempre de su bella ahijada y así mismo guiarla por el buen camino y siempre brindarle los mejores consejos para su bienestar.

Durante la ceremonia el sacerdote  celebrante  dirigió su  bonito mensaje cristiano a la linda quinceañera, a quien le recordó que “Dios siempre llena de su amor, y  ofrece sus dones sagrados, y que ella  debes tener fe, creer en Él, y orar siempre para poder encontrar con sus seres queridos la felicidad, ya que ha llegado a cumplir los quince años que es el sueño de toda jovencita.

Al finalizar la ceremonia de acción de gracias todos los asistentes le brindaron un merecido aplauso a Valeria, para después abandonar el santo recinto para dirigirse a una elegante recepción en su honor, la cual tuvo lugar en un bonito salón  de esta ciudad, en donde el buen ambiente no se hizo esperar para familiares  y amigos, los cuales se la pasaron de lo mejor.

En esta ocasión para los asistentes no pudo faltar una exquisita cena la cual se  acompañó de selectas bebidas y de una espectacular mesa de postres  los cuales fueron preparados para esta gran celebración.

Posteriormente la bella quinceañera fue presentada ante  sociedad del  brazo de su señor padre, cuando pasaron al centro de la pista en donde deleitaron a todos los presentes con un emotivo vals.

Sin duda alguna Valeria disfrutó de todas las sorpresas preparadas especialmente para ella  en donde la  celebración transcurrió en medio de un gran ambiente que se prolongó hasta las primeras horas del día siguiente, convirtiéndose en un día inolvidable para  la guapa quinceañera.

¡Enhorabuena!