Valverde: “El de mañana es un partido de ‘Champions'”

Diez

Sant Joan Despí (Barcelona), 6 oct (EFE).- El entrenador del Barcelona, Ernesto Valverde, advirtió que el su equipo disputará este domingo “un partido de ‘Champions'” por la entidad del rival, el Valencia, y la dificultad de un escenario como Mestalla.

“Todos los partidos que jugamos contra ellos la temporada pasada nos costaron. Fueron partidos duros donde sufrimos hasta el final”, recordó el técnico extremeño antes de dirigir el último entrenamiento de los azulgranas antes de viajar a la capital del Turia.

Valverde reconoció que el Valencia “no ha empezado tan bien con la temporada anterior”, pero aseguró que su potencial sigue intacto. “Es un equipo que mantiene sus señas de identidad muy claras, con un 4-4-2 muy marcado, tácticamente difícil de entrarles por dentro, con un contraataque espectacular, gente rapidísima que se despliega en cuanto roban la pelota y grande delanteros”, subrayó.

El Barcelona retoma el pulso a la Liga con el objetivo de acabar con un racha de tres encuentros sin ganar, pero avalado por su gran actuación en Wembley, donde derrotó con autoridad al Tottenham Hotspur (2-4) en su estreno como visitante en la Liga de Campeones.

Para Valverde, ni antes eran tan malos ni ahora tan buenos: “El fútbol no son matemáticas. Al final, somos el mismo equipo, no hay tanto cambio. A veces tienes un error puntual y luego tienes que remontar un partido, pero nuestra respuesta siempre es la misma: la de salir a dominar e imponer nuestro juego”.

En Londres, además de un Messi colosal, destacó el papel de Arthur como organizador de juego. “Arthur es un jugador que tiene unas características muy especificas, diferentes a otros. Nos da control y posesión y entendí que nos venía bien para ese partido. Mañana es otro tipo de partido y ya veremos”, comentó respecto a la posibilidad que el joven centrocampista brasileño vuelva a ser titular.

Ante el Tottenham, Arturo Vidal no entró en el once y, a la conclusión del partido, el chileno publicó en sus redes sociales un emoticono con cara de enfado, dejando entrever quizá que no estaba de acuerdo con sus suplencia.

Valverde ironizó sobre este hecho: “A mí, no me ha dicho nada sobre eso y tampoco sé si estaba enfadado por el partido o porque había tenido un accidente doméstico”.

En cualquier caso, el Barça parece otro cuando disputa la Liga de Campeones, un objetivo que su entrenador negó que se hayan marcado como prioritario este año. “Nuestro objetivo es la regularidad. Ser el mejor equipo todos los días, y eso pasa por ganar la Liga”, afirmó.

También eludió el debate sobre el sistema de juego y, preguntado por si prefería más el 4-4-2 al 4-3-3 más habitual, Valverde dejó claro que el único dibujo del que se declararía incondicional es el que le hiciera ganar, “pero eso no me lo garantiza ninguno”, lamentó.

Por último, el técnico del conjunto catalán quiso restar importancia a las molestias que Luis Suárez arrastra en la rodilla y que le impedirán marcharse convocado con Uruguay.

“Ayer no salió a entrenar, porque era un día más de recuperación, pero está previsto que se entrene hoy. Nuestra idea es contar con él. Pero es un jugador que tenemos que cuidar, eso está claro”, comentó al respecto. EFE