Varsovia niega cualquier responsabilidad polaca en el Holocausto

WP Wiadomości

 

Berlín, 2 feb (EFE).- El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, afirmó hoy que su país no tiene ninguna responsabilidad en el Holocausto, en medio de la polémica que Varsovia mantiene con Israel y Estados Unidos por este asunto.


Morawiecki realizó estas declaraciones en un viaje organizado para corresponsales extranjeros con motivo de la controversia que ha generado la aprobación por parte del Legislativo de una ley que hace ilegal acusar a polacos de complicidad en el Holocausto y que pena con hasta tres años de cárcel el uso de la expresión “campos de exterminio polacos”.

Es “muy triste” que algunas personas carezcan del conocimiento de los crímenes que se cometieron en la Polonia ocupada durante la II Guerra Mundial (1939-45), agregó Morawiecki, que consideró “extremadamente importante” explicar la historia.

El viaje tuvo como destino la casa museo de los Ulma, una familia que fue asesinada por los nazis durante la II Guerra Mundial por ocultar judíos en su casa.

La visita tuvo lugar una semana después de que el Sejm (cámara baja) aprobase la polémica ley y dos días después de que el Senado la refrendase, pese a las críticas de Israel y las advertencias de EEUU.

“Fueron los alemanes los que atacaron Polonia, mientras que los polacos y los judíos fueron las víctimas”, insistió ayer la portavoz del Gobierno polaco, Joanna Kopcinska.

Washington dejó patentes ayer sus temores de que la reforma pudiese afectar a la libertad de expresión y la investigación académica, así como a las relaciones “estratégicas” de Varsovia con EEUU e Israel.

Esta ley se suma a otros proyectos del partido conservador y nacionalista Ley y Justicia (PiS), que gobierna con mayoría absoluta, que han levantado ampollas dentro y fuera de Polonia, como las sucesivas reformas del sistema judicial, por las que la Comisión Europea (CE) ha abierto un procedimiento por violaciones del Estado de derecho. EFE