Vejez mexicana plantea nuevos retos de salud y económicos

Foto: El Universal EdoMex

Foto: El Universal EdoMex

México, 23 Nov (Notimex).- El envejecimiento en la población mexicana plantea nuevos retos de salud y económicos para el país, toda vez que para 2050 se prevé que el sector de personas con 60 años o más pasará de 9.5 a 21.5 por ciento de los habitantes, dijo Patricia Chemor Ruiz, secretaria del Consejo Nacional de Población (Conapo).Al participar con representantes de España, Brasil, Costa Rica, Honduras y Cuba, en el primer Encuentro México y el Mundo: envejecimiento y vejez nuevos retos, destacó que nuestro país se ubica en una etapa avanzada en la transición demográfica.

La funcionaria expuso que el cambio de la estructura por edad de la población y el nuevo contexto de morbi-mortalidad, entre otros, delinean un nuevo perfil.

Refirió que en 2013 la población de adultos mayores ascendía a poco más de 11.3 millones de personas y se estima que en los próximos 34 años aumentará a 32.4 millones, por lo que uno de los aspectos más desafiantes del cambio -dijo- será la velocidad con la que se enfrentará el fenómeno.

“La rapidez con la que ocurrirá la vejez en nuestro país tendrá además muchas implicaciones sociales, el aumento de los hogares con personas de 60 años y más, el alto costo social y económico que originan las enfermedades crónico degenerativas y la readaptación de los servicios de salud, desde los recursos humanos hasta la infraestructura”, sostuvo.

Aseguró que el envejecimiento demográfico no sólo plantea desafíos en el área de salud o en el financiamiento de pensiones, toda vez que se trata de una oportunidad para repensar la orientación de las políticas públicas y de enfoque a la atención de grupos vulnerables para dar un nuevo significado a esa etapa, al adulto mayor y al proceso del envejecimiento.

La relación al proceso salud-enfermedad, los avances tecnológicos médicos y las condiciones de vida han posibilitado mejoras a la salud poblacional en México, lo que ha generado un incremento en la esperanza de vida.

En los últimos 80 años la esperanza de vida en el país se ha duplicado, al pasar de 33 y 35 años entre hombre y mujeres, respectivamente, a 72.6 y 77.8 años, donde el promedio es de 75 años.

En ese sentido, Chemor Ruiz indicó que estos incrementos en la esperanza de vida serán más lentos en las próximas cuatro décadas y para 2050 la esperanza de vida será de 80 años.

Respecto a la morbilidad, mencionó que en la población de 60 años y más, según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, los tres padecimientos con el mayor reporte de diagnóstico médico fueron hipertensión, diabetes, e hipercolesterolemía, mientras que uno de cada seis adultos mayores presenta síntomas depresivos significativos.

De igual forma, más de 7.0 por ciento presenta deterioro cognitivo y alrededor de 8.0 por ciento demencia, anotó.

Asimismo, detalló que del total de la población con alguna discapacidad, los adultos mayores representan casi la mitad de ellos y conforme se consideran los grupos de edad más viejos el porcentaje con dificultad para realizar las actividades en la vida diaria aumenta.

Señaló que las principales limitaciones son las funcionales con 22 por ciento, cognitivas con 18 por ciento y las visuales con 16 por ciento, donde las mujeres reportan la mayor incidencia y por tanto, representan el grupo al que se debe poner especial atención, explicó.

La secretaria de la Conapo aseveró que una parte de quienes tienen dificultad para realizar las actividades de la vida diaria necesitarán de cuidados y ayuda para realizarlas, por lo que se debe incluir el cuidado de las personas adultas mayores dentro de los sistemas de protección social que garanticen los derechos, la dignidad, el bienestar en particular de los adultos mayores.

“La vejez se debe vivir de forma saludable, digna y en condiciones equitativas, en las que las personas adultas mayores sean sujetas de derechos que les permitan tener el máximo nivel de autonomía e independencia física y económica, para que continúen siendo parte esencial del desarrollo del país es un trabajo conjunto”, finalizó.

El encuentro se realizará en las instalaciones de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) del 23 al 25 de noviembre y contará con ponencias, mesas de dialogo, y diferentes actividades.