Venezuela en vilo por fecha de presidenciales y avances del diálogo político

Eldiario.es

Caracas, 5 feb (EFE).- Los portavoces del Gobierno y la oposición de Venezuela, así como las autoridades electorales, dejaron hoy en vilo al país que esperaba conocer en esta jornada la fecha de los comicios presidenciales y si hubo algún acuerdo en la mesa de diálogo político en República Dominicana.

La rectora electoral Tania D’ Amelio informó a periodistas que el Consejo Nacional Electoral (CNE) está en “sesión permanente” para decidir la fecha en que se celebrarán esas votaciones, que por decreto de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) deben concretarse antes de mayo.

El CNE está “definiendo y analizando todos los escenarios (…). Una vez culminada la discusión le presentaremos al país la fecha de la próxima elección presidencial con su respectivo cronograma”, dijo la rectora en su breve declaración.

El jefe del Estado, Nicolás Maduro, hizo varias apariciones públicas en las que habló de economía y no hizo ninguna mención al proceso de diálogo que arrancó en diciembre en República Dominicana.

Pasadas las 21.00 hora local (01.00 GMT del martes), el líder chavista recibió en el palacio presidencial de Miraflores al exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, acompañante de las conversaciones en Santo Domingo.

El político español fue recibido en primera instancia por el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez, jefe de la delegación oficialista en las negociaciones, que estaba en la sede del Gobierno junto a la presidenta de la plenipotenciaria ANC, Delcy Rodríguez, y la primera dama, Cilia Flores.

Maduro saludó al expresidente español, y comenzaron a hablar de inmediato frente a las cámaras del canal estatal Venezolana de Televisión, durante una breve transmisión que nunca mostró el audio del lugar del encuentro.

Horas antes, el oficialismo aseguró que había acordado con la oposición que en las elecciones presidenciales exista una observación internacional “amplia” y reiteró que están listos para firmar el acuerdo.

“Las partes estamos (…) de acuerdo en la mayor parte de los puntos, en casi todos los puntos, en el 99,9 % de los puntos”, dijo el ministro Rodríguez en rueda de prensa y señaló que ya están “de acuerdo” para que haya “una misión de observación electoral internacional lo más amplia posible” en las presidenciales.

“No solamente para que (los países) observen sino para que aprendan un poquito cómo se hacen elecciones en Venezuela, para que no se vuelva a cometer la barbaridad que ocurrió en Honduras que se robaron de manera flagrante una elección presidencial”, sostuvo.

La oposición venezolana, que no se ha pronunciado sobre el diálogo en los últimos dos días ni sobre la reunión pautada para hoy, pide en las sesiones que se celebran en Santo Domingo “garantías” para las presidenciales que se harán en el primer cuatrimestre del año.

Dentro de esas garantías que pide el antichavismo está la petición de que para los comicios haya una observación por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE).

La oposición, que tampoco ha decidido sobre su participación en las presidenciales, está en desacuerdo con que las elecciones tengan lugar antes de mayo, ya que consideran que no se podrán dar condiciones “justas” ni “transparentes”.

Con todo, el portavoz de la Cancillería dominicana, Hugo Beras, informó en horas de la noche que no habían recibido confirmación de asistencia de ninguna de las partes y que cuando las reciban podrá ofrecer “informaciones precisas de cuándo se retomaría” el diálogo.

En estas conversaciones han participado también como observadores Bolivia, Nicaragua y San Vicente y Granadinas, países invitados por el oficialismo, y Chile y México, llamados por la oposición.

Sin embargo, México decidió retirarse luego de la convocatoria unilateral de presidenciales por parte de la ANC.

Mientras que Chile advirtió tras la última reunión que suspenderá su participación como acompañante “si no se concretan a la brevedad las condiciones” entre las partes para unas elecciones “presidenciales democráticas, transparentes y conforme a estándares internacionales”. EFE