Vengo a poner orden en Durango: Espino

  • Pero aún no hay superdelegado

Luego de que se filtrara que Manuel Espino Barrientos  había dido designado por el Presidente Andrés Manuel Lopez Obrador como superdelegado de Durango, han existido diversos comentarios de diferentes sectores públicos y partidistas, en los que afirman existen intereses de por medio.

Fue contundente al indicar que el Presidente tuvo un acercamiento para invitarlo a trabajar en su Gobierno y que al estar realizando diferentes análisis le comentó que en Durango era urgente poner orden en diferentes aspectos, por esta razón lo designó para que se trasladara y realizara una evaluación y un diagnóstico concreto sobre los principales problemas que están afectando a este estado.

Dio a conocer que el compromiso que hizo con López Obrador está encaminado en diferentes ejes, entre los principales el abasto de agua en Durango y Gómez Palacio, así como el problema de contaminación con el que se cuenta; además de la mejora en las carreteras; la entrega de apoyos y programas federales, los cuales dijo son un desorden y existe mucha inconformidad por parte de los ciudadanos; agregó el tema de la salud, encaminado en el abasto de medicamentos y los hospitales de toda la región, puntualizando que el Hospital General de Gómez Palacio es un elefante blanco que pronto se pondrá a trabajar como debe ser; no pasó por alto los temas económicos y la recesión que marca tanto el gobernador como los empresarios y la falta de coordinación entre los órdenes de gobierno.

Puntualizó que desde que llegó a Durango se ha dedicado única y exclusivamente a trabajar, ya tuvo diferentes reuniones con presidentes municipales, encargados de dependencias y el propio gobernador, teniendo ya una visión más clara sobre las necesidades del estado y aseguró y recalcó que él no viene a desplazar a nadie ni a pelear ningún lugar.

Dijo que independientemente de la decisión final que tome AMLO él seguirá trabajando por el estado y apoyará a quien quede como superdelegado o delegada, sin desplazar a nadie, para que quien quede llegue a para trabajar y no a seguir perdiendo el tiempo, “no sé cuándo se dará el nombramiento pero yo no soy el superdelegado, solo estoy cumpliendo la encomienda que se me dio”.