Vicepresidenta argentina justifica préstamo del FMI como medida de prevención

Noticias uruguayas

Asunción, 18 jun (EFE).- La vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti, sostuvo hoy que la petición de un préstamo de 50.000 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) tuvo como objetivo “prevenir una posible situación de crisis” en el país.

“En las últimas semanas, hemos decidido recurrir al FMI, teníamos que prevenir una posible situación de crisis y asegurar el éxito del plan que tenemos con los menores costos posibles para todos los argentinos”, explicó Michetti durante su intervención en la Cumbre de Presidentes del Mercosur, celebrada hoy en el Gran Asunción.

Argentina anunció a principios de junio la firma de un acuerdo “stand by” a tres años con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 50.000 millones de dólares, a los que se sumarán 5.650 millones aportados por otros organismos, para bajar la inflación, lograr equilibrio fiscal y evitar una crisis.

Para Michetti, ese monto ayudará a sostener las bases de los programas marcados por el Ejecutivo de Mauricio Macri.

“Sabemos que la solución a nuestros problemas solo depende de nosotros; estamos construyendo un país en el que queremos que vivan nuestros hijos y debemos tener la tranquilidad de que lo haremos del modo y al ritmo que lo demande el bien de todos los argentinos”, precisó.

Asimismo, la vicepresidenta se refirió al “posicionamiento externo proactivo de su país”, con la celebración de reuniones como la de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en diciembre de 2017, o la Cumbre del G20, que se realizará a finales de noviembre en Buenos Aires.

El mensaje que el Gobierno argentino quiere mandar con su país como sede para estos eventos es que están “convencidos” de que el desarrollo comercial y económico global “necesitan más que nunca de soluciones que surjan del consenso y del sustento que brinda el multilateralismo”.

Michetti también señaló que de esta forma Argentina pretende adecuarse a “mejores estándares de gobernanza política y económica” para presentarse ante el mundo como “un país más confiable y transparente, y con reglas de juego bien claras”.

La número dos del Gobierno argentino aprovechó su intervención para criticar la “añoranza del pasado”.

“Las soluciones que el populismo impuso en la Argentina solo provocaron un espejismo insostenible en el tiempo. Los efectos de la globalización solo pueden ser enfrentados liberando sus fuerzas positivas”, defendió.

Además de exponer la situación económica de Argentina, la vicepresidenta se pronunció sobre la integración regional del Mercosur y los acuerdos comerciales del bloque sudamericano con otras potencias, en concreto, con la Unión Europea.

Michetti acudió a la Cumbre de Presidentes del Mercosur en representación del mandatario de su país, Mauricio Macri.

Paraguay cedió hoy el testigo de la presidencia pro témpore del Mercosur a Uruguay, que ocupará el cargo durante los próximos seis meses. EFE