Vicepresidenta de Nicaragua pide desistir a los detractores de su Gobierno

Diario Digital Nuestro País

Managua, 11 sep (EFE).- La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, pidió hoy desistir a quienes se manifiestan contra el Gobierno que preside Daniel Ortega desde el pasado 18 de abril, y advirtió que el Ejecutivo no permitirá que vuelva el “terrorismo criminal” a las calles.

“Aquellos que siguen pensando que pueden hostigar al pueblo nicaragüense, este pueblo valiente, este pueblo que se sabe libre, que desistan”, abogó Murillo, también primera dama del país, en un mensaje a través de medios oficiales.

La dignataria sostuvo que su Gobierno está “venciendo” en el marco de una crisis sociopolítica que ha dejado entre 322 y 481 muertos desde abril pasado, según organismos de derechos humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo sostiene que son 198 los fallecidos.

“De verdad decimos: oramos todos los días para que esos corazones sanen, esos corazones de los cuatro puchos (pocos), los cuatro pelagatos que siguen soñando en destrucción y muerte y en tratos denigrantes y humillantes al pueblo nicaragüense”, afirmó.

Murillo instó a esos nicaragüenses a “que reconozcan que esas páginas fueron derrotadas” y que “ahora hay que asumir la nueva historia, establecer las bases desde la familia, desde la comunidad, para una reconciliación verdadera y duradera”.

“No pudieron ni podrán. Que Dios les dé paz interior. Lo pedimos de corazón todos los días, en oración permanente para que alcancen la paz dentro de cada uno de ellos y dejen en paz al pueblo nicaragüense”, apuntó.

La vicepresidenta dijo que oran para que los detractores del Gobierno “nos dejen en paz, que nos dejen construir la paz todos los días, edificar la paz, porque la paz es el camino”.

“Qué sanen, que se curen, que la locura dé paso a la cordura y a la comprensión”, agregó.

Asimismo, pidió “dejar el egoísmo que ciega, la ambición que ciega y reconocer al prójimo y amar al prójimo como a uno mismo”.

Además, advirtió que “a Nicaragua no volverán el asedio del odio, ni los tratos humillantes, ni los tratos denigrantes”.

“No volverá el terrorismo criminal. Eso lo aseguramos desde nuestros corazones llenos de fe y amor cristiano”, aseveró.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de “más de 300 muertos”, así como por ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual.

En una reciente entrevista con Efe en Managua, Ortega negó que haya sofocado las protestas con represión, dijo no sentirse responsable de las muertes en las calles durante los últimos meses y culpó a EE.UU. y al narcotráfico de financiar, apoyar y armar a grupos violentos.

Las manifestaciones contra Ortega y Murillo comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de 11 años en el poder. EFE