Vicepresidenta peruana justifica voto contra acusación a Alan García y Keiko

Agencia EFE

Lima, 10 nov (EFE).- La vicepresidenta peruana, Mercedes Aráoz, afirmó que este viernes votó en el Congreso contra la inclusión del expresidente Alan García y la líder opositora Keiko Fujimori en las acusaciones del informe final del caso Lava Jato en Perú porque no existían “imputaciones concretas” contra ellos.

En declaraciones citadas hoy por medios locales, Aráoz argumentó que “todo ciudadano merece que, si se le hace una acusación, debe estar debidamente fundamentada” y consideró que en el pedido de incluir a García y Keiko, que fue presentado por las bancadas de izquierda, “no había ninguna imputación objetiva a estas dos personas”.

La vicepresidenta, quien fue ministra durante el segundo mandato presidencial de García (2006-2011), fue la única congresista oficialista que votó de la misma manera que los parlamentarios fujimoristas, que son mayoría en el hemiciclo, y los apristas, cuyos líderes son Keiko y García, respectivamente.

Su decisión llevó a la dimisión del congresista Guido Lombardi a la bancada del partido Peruanos Por el Kambio (PPK), lo que deja a la bancada oficialista con trece escaños de un total de 130.

Aráoz sostuvo que, al igual que en los casos de García y Keiko, considera que la comisión legislativa, que presidió la fujimorista Rosa Bartra, planteó denuncias “arbitrariamente” contra los expresidentes Pedro Pablo Kuczynski y Ollanta Humala, además de varios exministros, pero señaló que en estos casos no pudo votar en contra porque tuvo que cumplir con una citación fiscal.

“Lástima que no pude votar en la tarde, porque tenía mi declaración ante la Fiscalía, pero hubiera votado en contra. Se llega arbitrariamente al presidente PPK, Humala, a los ministros”, acotó.

Al respecto, consideró que el informe de la comisión legislativa que investigó el caso Lava Jato se ha usado para perseguir políticamente.

La vicepresidenta también criticó al portavoz de su bancada parlamentaria, Gilbert Violeta, porque, según dijo, su grupo “carece de una buena coordinación”.

“Se lo he dicho a Violeta como portavoz, le estoy pidiendo que reflexione”, indicó antes de señalar que no ha conversado con Guido Lombardi tras su renuncia a la bancada oficialista.

Lombardi explicó en una carta que tomó la decisión de separarse de la bancada de PPK “al constatar diversas contradicciones entre lo que significa una lucha frontal contra la corrupción y la acción política que ello supone”.

“Por ejemplo, me parece cuestionable el alineamiento de nuestro voto con las bancadas que pretenden blindar a las organizaciones políticas respecto a delitos que se produzcan a su amparo”, detalló Lombardi.

El parlamentario criticó que la bancada oficialista ha mostrado, “salvo honrosas excepciones, escaso compromiso con las líneas matrices del Gobierno”.

La salida de Lombardi se suma a las de Gino Costa, Vicente Zeballos y Alberto de Belaúnde, quienes renunciaron al grupo parlamentario de Peruanos Por el Kambio cuando el expresidente Pedro Pablo Kuczynski indultó la pasada Navidad al exmandatario Alberto Fujimori, y también a las de Roberto Vieira y Pedro Olaechea. EFE