Vicepresidente de CE pide a Polonia seguir observaciones de reforma judicial

Agencia EFE

Varsovia, 9 abr (EFE).- El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Frans Timmermans, pidió hoy al Parlamento y las autoridades de Polonia que tengan en cuenta las observaciones hechas desde Bruselas sobre la controvertida reforma del sistema judicial, a su juicio un paso necesario para superar las diferencias y lograr un compromiso.

“Podemos ver que el Parlamento ya ha abordado algunas medidas sobre la reforma judicial que ahora estamos analizando cuidadosamente, aunque todavía no sabemos en qué quedarán”, dijo Timmermans en una rueda de prensa con el ministro polaco de Exteriores, Jacek Czaputowicz.

Timmermans visitó hoy Varsovia, donde además de con Czaputowicz se reunió con el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, y el jefe del gabinete presidencial, Krzysztof Szczerski, así como con los presidentes del Tribunal Constitucional y del Supremo.

“Daremos nuestra opinión sobre estos pasos cuando tengamos una imagen clara. Y espero que sea positiva”, añadió Timmermans, quien reconoció que los contactos con el Gobierno polaco “se han intensificado en los últimos meses”, especialmente tras la salida de la anterior primera ministra, Beata Szydlo.

Según el vicepresidente de la CE, “durante mucho tiempo no hemos tenido ningún diálogo, sólo un intercambio de cartas, pero con el cambio de Gobierno también ha cambiado el clima de nuestras relaciones”.

“Aunque no estamos de acuerdo en todo, sí mantenemos un diálogo franco y abierto sobre todos los asuntos que tenemos sobre la mesa”, explicó.

Por su parte, el jefe de la diplomacia polaca reiteró que Varsovia “desea encontrar cuanto antes un compromiso que permita anular el mecanismo abierto por el artículo 7”, un proceso sin precedentes que podría privar a Varsovia de su derecho a voto en la UE.

El pasado diciembre, la CE activó por primera vez en su historia contra Polonia el artículo 7 del Tratado de la UE, como respuesta a la reforma del sistema judicial que, según Bruselas, supone un grave ataque al estado de derecho y a la separación de poderes.

En marzo, el partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), presentó una serie de iniciativas legislativas para modificar algunos de los aspectos más controvertidos de esta reforma, en un intento por adoptar algunas recomendaciones propuestas por la CE.

Parte de la oposición polaca y de los detractores de la reforma judicial consideran que estas modificaciones son insuficientes y “puramente cosméticas”.

Desde el PiS se insiste en que el sistema judicial requiere una profunda reforma, ya que su funcionamiento es ineficaz, y muchos de los jueces estuvieron vinculados al poder comunista y forman hoy una “camarilla egocéntrica a menudo ajena a los problemas de los ciudadanos comunes”. EFE