Víctimas de homicidio 378 mujeres en Durango

  • Únicamente 12 fueron tipificados como feminicidios por las autoridades

De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de 2010 a 2016 se registraron 378 casos de mujeres que fallecieron víctimas de un homicidio en el estado de Durango, de los cuales únicamente 12 fueron tipificados como feminicidios por parte de las autoridades de seguridad.

La estadística de mortalidad que elabora el instituto presenta que en el año 2009 fueron asesinadas 56 mujeres en Durango, cifra que creció a 96 féminas en 2010 y en 2011 pasó a 59 personas del sexo femenino. En 2012 se tuvieron 72, cifra que disminuyó a 48 y 28 en 2013 y 2014, para llegar a únicamente 9 y 12 casos en 2015 y 2016, respectivamente.

De estos 378 asesinatos se tipificaron solo 12 casos como feminicidios, es decir, crímenes de homicidios dolosos perpetrados contra mujeres precisamente por su género y en lo que va del año se reportan solo dos casos; destacar que en 2011 se tuvieron 105 casos donde no se definió si la víctima fue hombre o mujer, lo que incrementaría la estadística.

En lo que respecta a los homicidios contra mujeres contabilizados el año pasado de los 12 siete se dieron en el municipio de la capital, tres más en Lerdo y dos en Santiago Papasquiaro, siendo el grupo de edad más vulnerable el de 30 a 34 años con 4 casos y la principal causa la agresión con arma punzocortante o de fuego al interior del hogar con 8 casos.

En anteriores ocasiones diferentes integrantes de asociaciones por los derechos de la mujer como Julieta Hernández Camargo, presidenta de la Asociación “Sí Hay Mujeres en Durango”, han señalado que es necesario que se establezca una alerta de género en el estado pese a que las cifras de feminicidios oficiales sean bajas, ya que son muchos homicidios.

 

La misma Hernández Camargo ha señalado que darle su debida dimensión a estos actos permitiría sentar precedentes y que más asesinos de mujeres terminen en la cárcel pues hasta ahora esa estadística es sumamente baja ya que por los 252 asesinatos registrados hasta 2015 solo 222 hombres estuvieron en la cárcel, lo que da un margen alto de impunidad.