Víctimas de matanza en discoteca Pulse demandan a ciudad y Policía de Orlando

Diario En Directo

Orlando, 7 jun (EFE).- Más de 35 víctimas de la matanza en la discoteca Pulse interpusieron hoy una demanda civil contra la ciudad y la Policía de Orlando (EE.UU.) por violación de sus derechos constitucionales y no actuar con rapidez para detener al atacante.

La demanda, a la que tuvo acceso Efe, fue ingresada este jueves en la Corte Federal del Distrito Medio de Florida, en la ciudad de Orlando, y en ella se señala como responsable al oficial Adam Gruler, un agente de la Policía local que la noche del 12 de junio de 2016 trabajaba como vigilante privado en la discoteca de ambiente gay.

Ese día, 49 personas murieron y 53 resultaron heridas cuando el estadounidense de origen afgano Omar Mateen, que juró lealtad al Estado Islámico (EI), ingresó armado a la discoteca y abrió fuego, ejecutando la segunda peor matanza con arma de fuego en el país.

En el escrito, en el que se demanda también a otros 30 oficiales no identificados, los denunciantes, entre ellos 9 representantes de víctimas mortales, alegan que Gruler no brindó protección suficiente al club Pulse y que actuó de manera “imprudente” durante el ataque que perpetró Mateen, abatido a tiros por la Policía esa noche.

Según expedientes policiales, Gruler dejó por un momento su puesto en la puerta del club para ir al estacionamiento a investigar la presencia de alguien que supuestamente llevaba una identificación personal falsa.

“Gruler rápidamente se dio cuenta de la presencia del autor del tiroteo y estaba obligado a entrar al club a enfrentarlo”, señala la demanda.

Los demandantes, representados por la firma legal Conrad J. Benedetto, manifiestan que los efectivos policiales debían neutralizar al atacante, pero “dejaron que los clientes del club fuesen masacrados mientras ellos solo se aseguraron de ponerse a salvo”.

El documento responsabiliza a la ciudad de Orlando, en el centro de Florida, y a los supervisores de la Policía local por no brindar entrenamiento adecuado a sus oficiales.

En una declaración conjunta difundida hoy, la Policía y la Ciudad de Orlando dijeron no haber visto la demanda y se abstuvieron de comentarios.

Señalaron, no obstante, que la noche del hecho los oficiales locales, estatales y federales “se pusieron en peligro para salvar tantas vidas como fueron posible”.

En la demanda se exige, además de un juicio con jurado, una compensación no especificada. EFE