Viña de origen noruego Odfjell consolida en Chile producción de vino orgánico

Pulso

Santiago de Chile, 20 jun (EFE).- La viña chilena de origen noruego Odfjell alcanzó sus 20 años en el país austral con el estreno de una nueva imagen que celebra su liderazgo en la producción de vinos orgánicos y en el manejo biodinámico de sus tierras.

El cambio de imagen adoptado “expresa la tierra, el agua y el fuego para describir la vitalidad de los suelos y la fuerza de la naturaleza”, explicó hoy la viña en un comunicado.

Odfjell Vineyards es fruto del empeño del naviero noruego Dan Odfjell por crear una viña en el Valle del Maipo con las premisas del respeto por la agricultura y el medio ambiente.

En 1998 construyó una de las primeras bodegas donde se emplea únicamente la ley de la gravedad para mover la uva y el vino, y tras vinificar el “terroir” del Maipo, la viña decidió buscar nuevos terruños para aumentar su portafolio de caldos.

Así, sumó nuevos viñedos en Lontué y Cauquenes con parras de más de un siglo y un manejo totalmente orgánico.

“En 2001 encontramos en Cauquenes (centro) un viñedo centenario de la cepa Carignan que producía una fruta excepcional sin intervención de los métodos agrícolas convencionales, fertilizantes ni productos químicos”, explicó Alejandro Abarca, gerente general de la viña, según recoge el comunicado.

A raíz de este descubrimiento, Odfjell sintió la necesidad de devolver la salud a los viñedos revitalizando los suelos y concentrándose en la biodiversidad, logrando que desde 2013 el 100 % de su producción esté certificada como orgánica y biodinámica.

“Los reconocimientos recibidos son para nosotros la validación externa de un profundo convencimiento: nuestros vinos han alcanzado un excelente grado de vitalidad y equilibrio producto de nuestro trabajo. Hemos logrado hacer un vino orgánico de calidad premium”, subrayó Abarca.

Según datos aportados por la empresa, Odfjell vende anualmente 80.000 cajas, principalmente en estados Unidos, China, Noruega, Reino Unido y Brasil, aunque buena parte de la producción se destina también al mercado local. EFE