Inicio > Noticias > Local > Violencia de género debe combatirse desde la familia: IEM

Violencia de género debe combatirse desde la familia: IEM

Para lograr mejores resultados en las acciones para prevenir y combatir la violencia en contra de las mujeres, no es suficiente el esfuerzo que realiza el gobierno, pues también es necesario que se trabaje al interior de las familias, pues es ahí donde surge este problema que tanto afecta a la sociedad, señaló la directora del Instituto Estatal de la Mujer, Laura Elena Estrada.

Al referirse a la conmemoración del “Día Internacional de la Mujer”, la funcionaria manifestó que ante uno de los problemas que más afecta a la población femenina, como es el tema de la violencia, es necesario que se unan los esfuerzos que realizan los gobiernos a través de distintas instituciones, con los que debe hacer la sociedad en general para combatir este problema.

En este aspecto, la directora del Instituto hizo un llamado a las familias duranguenses, para que también trabajen en la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres, pues es al interior de las mismas donde inician los abusos y agresiones contra ellas.

Puntualizó que es en las familias donde se refuerzan las conductas que permiten la violencia en contra de las mujeres, en la formación de los hijos, debido a que es donde se dan las agresiones más fuertes que sufren desde las niñas hasta las adultas, por lo cual insistió en la importancia de que sea en este espacio donde se trabaje más para resolver este problema que afecta a toda la sociedad en general.

Al mismo tiempo, con respecto al impacto que tiene en las víctimas de violencia el tema económico, puntualizó que el carecer de recursos no impide que puedan recibir la atención que requieren cuando enfrentan estos problemas, pues recordó que la atención que se les brinda tanto en el Instituto como en el Centro de Justicia para la Mujer es completamente gratuito, al tiempo que tienen también la posibilidad de acudir a la Comisión de Atención a Víctimas y logren acuerdos para que se les pueda resarcir el daño por el maltrato que sufrieron, pues tienen ese derecho.