Violencia emocional, principal flagelo contra la mujer

miles-de-personas-protestan-en-america-latina-contra-la-violencia-machistaMéxico, 23 Nov (Notimex).- Una de las formas más recurrentes de violencia contra la mujer en el país es la emocional, por lo que México debe reflexionar sobre la forma de educar a los niños y jóvenes, y que posibilidades reales tienen las mujeres de salir de los círculos de violencia, afirmó la investigadora de la UNAM, Alethia Fernández de la Reguera.

La violencia emocional no pasa por una lesión física, es la expresión de una violencia cultural y una violencia de corte estructural, enfatizó la académica del Programa Universitario de Estudios de Género en entrevista con Notimex.

Se encuentra “en el lenguaje, la música, las telenovelas, donde la mujer se deprecia; tiene que ver con las formas no verbales, por ejemplo, cuando la pareja ignora a la mujer; cuando su voz no cuenta, cuando es víctima de burlas, de discriminación”, puntualizó.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2011, el 42 por ciento de las mujeres mexicanas de 15 años o más, ha sufrido alguna forma de violencia por parte de sus parejas.

“Dentro de las formas de violencia más recurrentes está la emocional, con un 40 por ciento, seguida de la económica, la física y la sexual”, puntualizó Fernández de la Reguera.

Abundó que si bien se reconoce que las mujeres que viven en una condición social precaria tienen mayores riesgos de sufrir violencia en comparación con aquellas de estrato alto, este tema cruza las clases sociales.

“El hecho de pertenecer a una clase social privilegiada no exime a las mujeres de sufrir violencia; hay muchos casos de mujeres exitosas profesionalmente, con alta escolaridad y aún así son víctimas de violencia de género, no solamente con la pareja o con la familia, sino también en el espacio laboral”, aseveró.

Por lo que consideró más conveniente abordar el problema desde la concepción de la violencia de género: “una violencia que sucede por el hecho de ser mujeres; pero también es una violencia perpetrada contra todo aquello que es considerado femenino.

Entonces, dijo, también ahí entran otros temas, además de los feminicidios, como la violencia que se ejerce contra hombres homosexuales, contra mujeres transgénero y contra toda la población de la diversidad sexual”, puntualizó.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, agregó que actualmente el trabajo se realiza principalmente con la mujer directamente, y muy poco con la perspectiva de integrar a los hombres.

“Cómo si fuera responsabilidad de las mujeres o estuviera en sus manos el evitar ser maltratadas, ser violentadas, cuando, es un problema a nivel de la sociedad”, por lo que insistió en la importancia del trabajo dirigido a la prevención.

La académica del Programa Universitario de Estudios de Género de la UNAM sostuvo que el tema de la discriminación contra la mujer está muy arraigado en esta sociedad, como se puede ver en los “mensajes que devalúan mucho a la mujer y que están arraigados, mensajes de género, desde la infancia desde la primera socialización”.

En su opinión, el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer “nos convoca a una reflexión colectiva sobre cómo estamos educando a los niños, a los jóvenes, y que posibilidades reales tienen las mujeres de poder salir de los círculos de violencia”.

Finalmente, Fernández de la Reguera resaltó la importancia de ir más allá de la ayuda psicológica o emocional, y “poder garantizar un ingreso para poder salir justamente de una relación de violencia; las mujeres que tienen una forma independiente de ganarse la vida, tienen mayores posibilidades de dejar a una pareja violenta”, puntualizó.